Ecce Mater usará 'matracas' para hacer andar y parar su cortejo

  • Se trata de un elemento litúrgico que antiguamente sustituía el toque de campanas desde el Jueves Santo hasta la víspera de Resurrección en señal de luto y sobriedad

Comentarios 14

El cortejo de la congregación mariana Ecce Mater Tua incorporará este año un curioso elemento con el que la procesión avanzará o se detendrá durante el recorrido. Se trata de las matracas, unos instrumentos musicales que la Iglesia usaba antiguamente en sustitución de las campanas desde el Jueves Santo hasta la víspera de Resurrección en la medianoche de ese domingo que supone el final de la Semana Santa.

El presidente de la congregación, Julio Molina, explica que la intención es recuperar un elemento litúrgico que está en desuso y cuyo principalmente exponente se localiza en la zona de Castilla. "Es un instrumento totalmente sobrio y muy castellano, aunque se sigue tocando en algunas procesiones, como en la conocida como de las capas pardas de Zamora", comenta Molina, quien añade que la Catedral de Santiago de Compostela acaba de restaurar una matraca precisamente para utilizarla esta Semana Santa.

Técnicamente, la matraca es un instrumento de la familia de los ruidófonos que consta de un cuerpo de madera con aldabillas que al moverse producen un sonido conocido como matraqueo que es similar al que se puede oír, por ejemplo, en el inicio del cortejo de Descendimiento. En el cortejo de Ecce Mater de la madrugada del próximo Sábado Santo habrá dos matracas: una se situará delante de la cruz de guía y la otra junto al paso de la Virgen, dando las oportunas órdenes al cortejo para que avance o se detenga.

Éste no será el único estreno de la corporación radicada en la iglesia de Santiago para este año. Así, se anuncia el estreno de un estandarte confeccionado en terciopelo azul noche con doce estrellas apocalípticas que han sido bordadas en hilo de plata por el gaditano Pedro Utrera; el estandarte luce también un lienzo de la Inmaculada Concepción. E igualmente se estrenarán las caídas del paso de la dolorosa, confeccionadas igualmente en terciopelo azul noche por Pedro Utrera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios