Oración en el Huerto

Desafío al riesgo de lluvia para cumplir las bodas de oro

  • La hermandad de El Huerto aplazó su salida una hora y cuarto esperando partes meteorológicos favorables con la intención de recogerse a paso horquilla para cumplir con el horario previsto

Tras el fiasco del Miércoles Santo había ganas de ver cofradías. Y eso que la desapacible mañana del Jueves Santo hacía presagiar lo peor. La ilusión por no perderse otra jornada cofrade se notaba en el gentío que esperaba la salida de la Oración en el Huerto en las inmediaciones de San Severiano. Y ni siquiera el público tenía la certeza de que la cruz de guía iba a asomar por la puerta de la capilla. Dentro, la junta de gobierno de la hermandad había decidido posponer la salida hasta las siete de la tarde, cuando en realidad estaba prevista para una hora y cuarto antes. Suspendido ya el desfile de Afligidos, El Huerto tenía la posibilidad de aplazar su presencia en la calle sin interferir en los horarios acordados.  

El Huerto esperaba partes meteorológicos favorables. Finalmente, a las siete menos cuarto de la tarde decidió la junta de gobierno realizar la salida a pesar de que en la pantalla del ordenador de la casa de hermandad, la página de internet consultada ofrecía partes poco halagüeños. Desde la Base de Rota daban menos probabilidad de lluvia conforme avanzara el día. La decisión estaba tomada. Oración en el Huerto no quería quedarse en casa el día del cincuenta aniversario de la primera salida procesional de la hermandad.

El hermano mayor, Fernando Reyna, salió al patio donde se formaba la procesión y comunicó la decisión adoptada tras hacerse un absoluto silencio. “Hay riegos de lluvia hasta las diez, pero Dios nos va a acompañar y no va a llover en nuestro 50 aniversario. No sabemos si nos vamos a equivocar porque es una decisión difícil, pero la cofradía va a salir”, señalaba Reyna. Hermanos penitentes y cargadores aplaudieron la buena nueva. No obstante, la junta de gobierno había decidido mantener la recogida a la hora prevista, las cinco de la madrugada, realizando a paso horquilla el regreso a San Severiano.

A las siete en punto salió la cruz de guía. El paso de misterio apareció minutos más tarde y tras el himno nacional se guardó un minuto de silencio por la muerte del antiguo cargador Ramón Díaz Estévez y de la madre de Pedro Magaña, miembro de la junta de gobierno de la hermandad. El paso de Cristo enfiló Tolosa Latour mientras la agrupación musical hermanos Cirineos tocaba la marcha Presentado a Sevilla.

El palio de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza salió sin excesivos problemas de la capilla. El paso comenzó a andar acompañado por los sones de la marcha Cincuentenario en Puerta Tierra, a la que siguió La saeta. Las primeras levantás de los pasos estuvieron a cargo de Dolores del Carmen Farrugia González y Victoria Jiménez, colaboradoras de la hermandad

La cofradía de El Huerto estaba en la calle y el cielo había respetado las primeras horas de su recorrido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios