Brillante cierre con tregua del cielo

  • El Viernes Santo llenó las calles de un público que quería despedir una Semana Santa de nuevo marcada por la lluvia

La despedida a la Semana Santa 2008 pudo realizarse con brillantez después de dos jornadas marcadas por la lluvia. El buen tiempo del Viernes Santo permitió vivir bellas estampas como las de San Entierro y Expiración por el Campo del Sur.

Santo Entierro

La hermandad de la Soledad y Santo Entierro puso el punto y final a su ‘exilio’ en Santa María. A la hora prevista se abrieron las puertas del convento para que asomara a la calle la cruz de guía. Antes, en el interior de la iglesia, el hermano mayor, Manuel Ortega, y la fiscal del Nazareno, Clara Posada, se encargaron de montar la procesión. El cortejo llamó la atención por el escaso número de penitentes -unos 50- y de representaciones de otras cofradías de la ciudad, que en esta ocasión se limitó a Cigarreras, Prendimiento, Ecce Homo y Perdón.

Tras la urna de plata iban el palio de respeto y la corporación bajo mazas con la alcaldesa, Teófila Martínez, al frente. La representación militar y los Caballeros Hospitalarios les acompañaron. Antes de la salida la hermandad no pasó por alto su despedida de Santa María, haciendo entrega de un recuerdo a la del Nazareno.

Salió posteriormente la única sección de penitentes de la Virgen. La marcha Regidor Perpetuo, de Abel Moreno, acompañó a la Dolorosa en sus primeros mecidos. La nota más negativa de vuelta por San Pedro y San Francisco fue ver pasar en apenas diez minutos a todo el cortejo, ya que a esa altura de recorrido se habían retirado las representaciones y la corporación municipal, y apenas quedaban 40 penitentes entre los dos pasos.

Servitas

La Orden de Servitas lució la imagen de María Santísima de los Dolores en su camino por el centro de Cádiz. Reposteros y banderas de España colocadas en balcones de la calles Sagasta saludaron la salida de una procesión formada por un centenar de penitentes con túnicas y antifaces negros y un nutrido grupo de pequeños monaguillos. Un cuerpo de acólitos anunciaba la llegada del paso de palio de los Dolores, una bella dolorosa con las manos entrelazadas que hizo su recorrido gracias al buen hacer de los 42 cargadores que la llevaron con José Julio Reyero como capataz. Con movimiento suave y sosegado, marcado por las notas de la banda de música Julián Cerdán, de Sanlúcar, el paso subió la calle Alcalá Galiano (antigua Londres) para evitar las obras del Mercado y tras superar la estrechez del último tramo de la calle Compañía entró en la plaza de la Catedral, sobre las ocho y media de la tarde. La carrera oficial dejó paso a los momentos más emotivos del desfile cuando entró en el entorno de San Lorenzo ya de recogida.

Expiración

La cruz de guía de la cofradía de la Expiración entraba a las once de la noche a la calle Ancha, a escasos metros de Servitas, hermandad que le precedía por la carrera oficial.  Una amplia representación de la Guardia Civi precedía a la presidencia,  formada por el director espiritual de la hermandad, Pablo Daniel López; el subdelegado de Defensa, capitán de navío Joaquín Arcusa, y el teniente de alcalde Evelio Ingunza. Numerosos penitentes precedían al paso de misterio, que iba acompañado de la agrupación musical Polillas, que interpretó la marcha Costaleros cuando llegaba a la confluencia de Ancha con San José.

Varias secciones mujeres con mantilla se situaban ante el paso de la Virgen de la Victoria,  así como representaciones de las hermandades del Santo Ángel y de la Virgen de los Desamparados y de la asociación de damas de Santa Bárbara. El paso de palio, de los pocos que mantienen cuatro maniguetas delante y detrás,  lo dirigía Antonio Moreno Gallardo y acompañado por la banda de música Virgen de La Estrella de Puerto Real, que ofreció la marcha Nuestra Señora de la Soledad al entrar en San José.

Siete Palabras

A las ocho y media de la noche, 25 minutos antes de la salida, el único paso de la hermandad de las Siete Palabras esperaba ante el altar mayor de la iglesia parroquial de la Merced. Por delante, los responsables de la fiscalía organizaban un cortejo escaso de hermanos, pero cuidado al milímetro en sus detalles. En las filas de penitentes destacaron sobre los antifaces morados las representaciones de la Sentencia y Humildad y Paciencia, así como los hermanos que lucieron hábitos de las Siete Palabras de León, Valladolid, Zamora y Logroño.

Con José Luis Pájaro al frente de la cuadrilla, el paso de maderas superó el dintel a ruedas y con el Crucificado tendido hacia atrás. Tras recuperar el misterio su imagen habitual una vez en la calle, éste se fue perdiendo camino de la Catedral.

Buena Muerte

Con el rigor penitencial al que acostumbra salió de San Agustín la cofradía de la Buena Muerte. Antes, su hermano mayor, Joaquín Fernández-Repeto,  pedía a los hermanos ofrecer la salida procesional por la paz en España, recordando el atentado que el mismo  Viernes Santo se produjo en Calahorra y solicitando además una oración por el desempleo en la Bahía.

El silencio sepulcral manifestado por el público en la plaza de San Agustín sólo se vio alterado por el chirrido del mecanismo que alzaba a la imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte una vez que el paso estaba en la calle. Si el paso de Cristo salió del templo sin la mayor dificultad, no se pudo decir lo mismo del palio de María Santísima del Mayor Dolor. Un problema con las ruedas nuevas que habían de llevar al paso hasta el exterior hizo tuviera que recurrirse a las ruedas antiguas. Una vez acercado el palio a la puerta, la maniobra de salida resultó fallida, sembrando el nerviosismo entre capataces y cuadrilla. La cofradía volvió a destacar en la calle por su sobriedad.

Ecce Mater Tua

El público, una vez finalizados los recorridos de las hermandades de penitencia por la carrera oficial y aunque ya se estaban plegando las sillas, esperó para presenciar el siempre sobrecocogedor cortejo de las congregaciones marianas de Ecce Mater Tua. Alrededor de 300 hermanos cumplieron con un itinerario marcado una vez más por el rigor penitencial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios