Caminito

Angustias se queda sin hacer su camino a la Catedral

  • La cofradía fue la última en suspender la salida procesional y abrió la capilla presidida por el paso

No ver el paso del Caminito al final de la calle Isabel la Católica tomando forma minutos antes de la salida era el síntoma inequívoco de que la cofradía de las Angustias iba a tomar la misma decisión que las otras tres cofradías de la jornada, suspender la salida procesional de este año. De esta forma, y tras la confirmación del Consejo de Hermandades y de la propia corporación, se confirmaba que el Miércoles Santo, algo inédito, quedaba suspendido en este año 2008.

A partir de entonces, la junta de gobierno abrió las puertas de la capilla, donde presidía el paso de las Angustias completamente montado, para que primero los hermanos, después la penitencia y por último el público en general visitara el templo y el paso con la imagen titular.

Así, el cortejo de penitentes fue pasando, tramo a tramo, desde la iglesia del Corpus Christi en la plaza de Argüelles (donde previamente se había celebrado la eucaristía previa a la salida) hasta la capilla de la cofradía. Posteriormente, en una perfecta sincronización entre los responsables de la cofradía, fueron apareciendo por la calle Isabel la Católica.

El sentir de todos ellos era palpable en sus caras, muchas de ellas con lágrimas en los ojos tanto de hermanos jóvenes como de penitentes adultos y mujeres mayores de la penitencia. Cualquier edad, posición dentro del cortejo o vinculación con la hermandad demostraba ayer el pesar por la decisión adoptada por la junta de gobierno.

El mayordomo de la cofradía, Pablo Chaves León, se mostraba muy entero pese a la decisión tomada. “Estamos bien, no estábamos habituados a esta situación de quedarnos en casa pero hay que afrontarla y hacerlo lo mejor posible”, comentaba a este periódico tras explicar que los partes meteorológicos no aportaban la confianza suficiente para afrontar la salida con garantías.

El paso en el interior de la capilla estrenaba el dorado del frontal, que ha sido restaurado y que tendrá que esperar un año más a ver la luz en la calle. Delante de él, los acólitos portaban ciriales e incensarios para dar luz e incienso a la imagen. Y detrás del paso, la capilla musical de la cofradía interpretaba distintos motetes, siendo Christus Factus Est el primero en sonar. Mientras los hermanos de la cofradía pasaban alrededor del paso, la cuadrilla de cargadores al mando de José Luis Pájaro levantaban y mecían a la Virgen de las Angustias, maniobra que repitieron varias veces.

La noticia de la no salida de la corporación fue haciendo llegar hasta el Caminito a mucha gente que, al menos, quería conformarse con ver la cofradía en la capilla. Curiosamente, después de como mínimo tres décadas sin suspender la salida, el hecho se consumaba este año coincidiendo con los problemas de salud que atraviesa el hermano mayor, Pablo Chaves, que poco a poco va recuperándose para estar presente en la salida, esta vez sí, del próximo año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios