La Alameda, al amparo de Jesús

  • La cofradía de la Borriquita fue un año más la encargada de pedir la venia para iniciar las estaciones de penitencia

La cofradía de Jesús de la Paz fue un año más la primera en poner su cruz de guía en la calle como colofón de la ceremonia de petición de la venia a la autoridad eclesiástica para iniciar las estaciones penitenciales.

Mientras que en la capilla-oratorio de la hermandad, en la calle Vea-Murguía, salía el cortejo para la petición de la venia, en el interior de la parroquia del Carmen, el vicehermano mayor José Ángel Agudo se dirigió desde el altar mayor a los hermanos y hermanas que iban a procesionar para que tuvieran un recuerdo para los que ya gozan de la presencia de Jesús de la Paz y de la Virgen del Amparo, a los que pidió por el restablecimiento de Pablo Chaves, hermano mayor del Caminito.

A esa hora se encendían los candelabros de cola del palio, de cuya candelería han sido restauradas 72 piezas y desde el exterior llegaban sones de la agrupación musical Polillas.

A falta de diez minutos para las cuatro de ha tarde llegaba al templo el director espiritual del Consejo de Hermandades, Aquiles López, acompañado del vicepresidente del citado organismo cofrade, José Luis Granados, a los que recibió el párroco del Carmen, Carlos Quijano, y poco después se oía la voz del fiscal de la hermandad que pedía la venía para iniciar los desfiles procesionales.

El sacerdote, en representación de la autoridad eclesiástica, tras la lectura del Evangelio de ayer y pedirles que dieran testimonio cristiano acompañando a sus titulares y que le rezaran con humildad y recogimiento para que la salida procesional tuviera un sentido evangelizador, autorizó el inicio de los desfiles procesionales, abriéndose seguidamente la puerta central del templo.

Al interior del mismo accedió el cortejo precedido del muñidor, del que formaban parte la alcaldesa Teófila Martínez, el presidente del Consejo, Miguel García Díaz, y el hermano mayor de la Borriquita, Ignacio Ortiz, así como diversos hermanos mayores, entre ellos los del Prendimiento y El Carmen, Rosa María de la Jara y Manuel Cotorruelo, respectivamente.

También se encontraban en el templo el cofrade Antonio Barrueco Pérez, que ayer cumplía sus primeros cincuenta años participando todos ellos en la estación penitencial de la hermandad, y el también cofrade y periodista de Canal Sur Juan Manzorro Burguillos, al que la cofradía de la Borriquita ha concedido el galardón Emilio L. Bartús correspondiente a la Semana Santa 2008.

Adolfo Morera, capataz del paso de misterio, del que ha sido restaurado el frontal y la trasera y que estrenaba unas cartelas talladas por Luis González Rey, ordenaba poco después la maniobra de salida, que culminó ya en la calle con el alzado de la palmera que figura en el mismo, después de que sonase por vez primera en presente la Semana Mayor el himno nacional, interpretado por los Polillas.

Faltaban 15 minutos para las cinco cuando salía el paso de palio con la imagen de la Virgen del Amparo, con José Julio Reyero como capataz de la cuadrilla de cargadores del mismo, que superaron sin dificultades su salida a la Alameda, repleta de personas. Cerraba el cortejo la banda de música Pedro Alvarez Hidalgo, de Puerto Real.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios