¿Quién mira a la Esperanza?Los preámbulos de la música

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, tiene desde ayer dos nuevos cargos otorgados por sendos capataces gaditanos. Al dar las simbólicas levantás, el capataz del misterio de las Cigarreras, José David Martín, lo presentó a su cuadrilla como "Primer Ministro de Exteriores" y el de la Virgen de las Angustias, José Luis Pájaro, como "Ministro de Interior". Dastis se fue de Cádiz con dos nuevas ocupaciones. Quien sabe si detrás de estos nombramientos está el propio Mariano Rajoy.

La esquina de la callle Valverde con Cánovas del Castillo estaba ayer, para ver pasar la cofradía de Aguas y Luz, copada por espectadores de sillas pero sin pagar. Hasta cuatro filas de taburetes y sillas de playa, de tijeras, impedían el paso del público. Un tapón considerable y peligroso en un momento de emergencia. Las personas que quieren ver las procesiones de pie lo tienen crudo. El silleteo ha tomado la Semana Santa de Cádiz. Lo más grave es que la mayoría de personas que salen con silla son jóvenes. No son capaces de ver de pie una procesión. Esto es lo que tenemos.

Ya lo advertía el otro día: están ocurriendo muchos incidentes en torno a las procesiones. Al del domingo en la calle Nueva y el lunes en la recogida de La Palma se une otro, de menor calado, que ocurrió el martes cuando Columna discurría por el tramo final de su recorrido. Al parecer, un individuo se empeñó en cruzar por medio de la banda del Rosario, lo que se antojaba misión imposible. ¿Está cada vez peor eso del respeto y la compostura del público en la calle o son cosas mías?

Qué gusta tocar un paso en Cádiz. Los capataces son por regla general tocones, cuando un capataz debe mandar con la voz, no empujando el paso con la mano. Los auxiliares y contracapataces ya ni hablamos. Y otros grandes tocones son los maniguetas traseros, que en vez de cargar un paso parece que están llevando una puerta. Qué gusta elevar la mano que no lleva la horquilla hasta donde se pueda del respiradero o del canasto, en una imagen del todo antiestética y que además supongo que no será nada recomendable en el caso de los pasos dorados. Esto contrasta con lo que ocurre en Sentencia, donde los cargadores que tienen que retirar los respiraderos se ponen guantes de penitentes para no dañar el dorado. Hay que cuidar los detalles.

A las 16.25 horas llegaba a la plaza de la Merced la banda de música Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real, que iba a acompañar a la Virgen del Buen Fin, de la cofradía de la Sentencia. Estaba interpretando en ese momento 'Soldadito español'. En las partituras podía leerse el tan poco cofrade título de 'La orgía dorada'. Resulta que el pasodoble militar es de Jacinto Guerrero (1927) que luego este autor dos años después incluyó en la revista musical 'La orgía dorada'. Por eso se explica tan llamativo título.

Los micrófonos de los medios de comunicación, especialmente las radios, no les hacen un favor a determinadas cuadrillas que utilizan un lenguaje poco respetuoso cuando se está debajo de un paso. A veces se escuchan tacos o expresiones muy poco cofrades. El otro día en una de las salidas se escuchó un "vamos a dejar de estar encarajotados". No nos vamos a asustar, pero desde luego no es lo propio. También algunos capataces tienen serios problemas a la hora de crear un ambiente con un poco de pellizco

Hay maniguetas por dentro, otros por fuera. Los hay que llevan la mano arriba y otros que la llevan en el cíngulo. También unos les dan más fuerte y otros más suave. Sin embargo, algo que parecía que ya estaba casi en extinción eran los maniguetas que se apoyaban en un bordillo para maniobrar el paso por sí solo. Eso ocurrió ayer en el palio de la Virgen de la Esperanza en Valverde. Afortunadamente casi todas las calles ya no tienen bordillos.Los WhatsApp del pertiguero

A las 17.19: "Acólitas de Las Aguas a ritmo marcial". A las 17.26: "Lo bien que suena la Filarmónica de Conil". A las 18.32: "La banda de Arriate aplaude la interpretación de la marcha de la banda de Sentencia... lo que viene siendo un fair play cornetero". A las 18.34: "Calles cortadas con sillas y cochecitos. Y la policía no hace nadaaaa. Por seguridad. Es más fácil cruzar la carrera oficial q san Francisco. Ayer imposible cruzar por san Agustín. Q prohíban cortar paso". A las 18.36: "En las pasarelas no hay seguridad ni policías". A las 19.06: "Las sillas de San Juan de Dios hoy llenas". A las 19.42: "Se ha perdido el mecido gaditano. Con tantos cambios de ritmos y parones, parece que los pasos tienen hipo". A las 20.37: "La calle Valverde de vergüenza. No se puede ni pasar a Cánovas del Castillo". A las 21.13: "Increíble la entrada a Candelaria de la Sentencia". A las 21.16: Escuchado en la plaza de Candelaria: esta es la segunda, qué tortura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios