El Señor orante en El Huerto marca el ecuador de la Pasión

  • La hermandad de El Olivo vuelve a ser protagonista del Miércoles Santo en las calles de El Puerto

La salida de la hermandad de la Oración en el Huerto marcó ayer el ecuador de la Semana Santa portuense. La hermandad, con Antonio Romero Gómez como hermano mayor, siempre se ha caracterizado por sus actividades solidarias y su implicación social, ya que por ejemplo es la que organiza el pregón de la Feria de Primavera. Su Cruz de Guía ya se pudo ver en un lugar preferente en el escenario durante el pregón de esta Semana Santa 2018, ofrecido por Mario Prieto Nieto, cuyo padre Curro Prieto fue uno de los fundadores de esta cofradía.

Ayer, a las 19:30 horas, dicha Cruz de Guía hacía acto de presencia en la puerta de la Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros, detrás del Guión de la hermandad, para marcar el inicio de la estación de penitencia de una de las cofradías que llevan un mayor número de nazarenos en su cortejo procesional, unos 600. Como está siendo habitual en estos primeros días, el buen tiempo acompañó la salida y el público se concentró en la Plaza de España para ver bajar la procesión hacia la calle Palacios, un recorrido que permite disfrutar del cortejo con comodidad y buena perspectiva y a la propia procesión entrar casi directamente por la calle Nevería a la Carrera Oficial, situada en la Plaza de Isaac Peral.

La hermandad continúa con las mejoras en el palio de María Santísima de Gracia y Esperanza

Siempre resulta espectacular la salida del paso de Misterio, con el olivo que acompaña la escena bíblica de la Oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní, que toca la parte superior de la Puerta del Sol de la Basílica Menor, momento muy aplaudido por el público. Se trata de uno de los pasos de El Puerto que llevan un mayor número de imágenes, de ahí su tamaño y número de costaleros, 40, destacando en el conjunto la talla de Jesucristo Orando en el Huerto, de Francisco Pinto Berraquero, que lucía túnica de villela color Nazareno y mantolín en damasco blanco. Junto a la imagen de Cristo, se podía ver el ángel del afamado escultor Luis Ortega Bru y ya en un segundo plano los Evangelistas, que duermen bajo el olivo natural, vistiendo elegantes túnicas. El conjunto aparecía sobre una base floral que imitaba al huerto de Getsemaní, actuando de capataces del paso Jesús Delgado González y Jesús Andrades García. La agrupación musical Santa María Magdalena de El Arahal, puso la banda sonora a la devoción por el Señor del Olivo.

En cuanto al Palio de María Santísima de Gracia y Esperanza, lucía nuevos estrenos, que se suman a las bambalinas laterales del pasado año. En este caso el estreno consiste en una nueva parihuela cuyos trabajos de ejecución se han efectuado en Sanlúcar, en los talleres de Manuel Pérez Ollero, realizada en pino de Flandes para los elementos principales de la estructura y madera de tea para aportar rigidez a la estructura. También se han ampliado los respiraderos laterales de la nueva mesa del paso, y se han cambiado todas las maderas en los bastidores. Otra mejora que lucía el Palio ha sido el enriquecimiento del respiradero frontal, cambiando el escudo de la hermandad por el actual. Además se han realizado unos nuevos faldones en terciopelo celeste confeccionados por el grupo de costura de la hermandad. El Palio salió portado por 30 costaleros, dirigidos por los capataces Moisés Varo Picazo y Domingo Galo Ibáñez, y avanzó al compás de la banda de música Virgen de las Mercedes, de Bollullos del Condado, que interpretó el Himno Nacional y la marcha Campanilleros.

Siendo una hermandad muy seguida en El Puerto, El Olivo es la única que procesiona el Miércoles Santo, destacando algunos lugares especiales para verla, como pueden ser las calles Recta y Curva, y la Plaza de la Cárcel, donde la estrechez de la calzada y el tamaño de los pasos hacen que cada año sea contemplado por mayor número de fieles. Al paso de María Santísima de Gracia y Esperanza por la plaza de la Cárcel, un grupo de hermanas suele ofrecer una lluvia de pétalos de flores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios