El Regidor manda desde primera hora

  • La alcaldesa hizo entrega del simbólico bastón a la hermandad del Nazareno en la mañana del Jueves

La mañana del Jueves Santo volvió a repetir en el interior de la Iglesia Mayor Parroquial una imagen que ya se ha convertido en una escena habitual de las vísperas de la madrugada del Viernes Santo: el acto institucional mediante la que el Ayuntamiento hace entrega del bastón a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Regidor Perpetuo de La Isla desde el año 2010.

La ceremonia contó con la presencia de la alcaldesa, Patricia Cavada, que fue la encargada de hacer entrega al hermano mayor de la hermandad, Miguel Ángel Cruceira, del simbólico bastón de mando para que fuera depositado en el paso, a los pies de la imagen. Un momento que desde hace siete años pone el contador a cero para la gran noche de la Semana Santa isleña. El acto contó también con la presencia del delegado episcopal de hermandades y cofradías, Juan Enrique Sánchez, así como del arcipreste de la ciudad, Gonzalo Núñez, y el párroco de la Iglesia Mayor y director espiritual de la hermandad, Luis Gonzalez. También estuvo presente el Consejo de Hermandes y Cofradías con su presidente, Manuel A. García López, a la cabeza.

El acto contó también con la presencia del delegado episcopal de hermandades La cofradía dio lectura al decreto con los nuevos títulos: Muy Antigua y Santa Cruz en Jerusalén

Las alusiones a lo especial de la jornada, dada la celebración del 250 aniversario que conmemora la hermandad, fueron inevitables. El hermano mayor de la cofradía se encargó de recordar lo extraordinario de la salida que la hermandad se disponía a afrontar a la noche. También el delegado episcopal de hermandades y cofradías, que tomó la palabra en este acto, hizo alusión a esa larga historia de una cofradía que es santo y seña de las devociones isleñas: "Cielo y tierra pasarán, mas tu palabra no pasará", dijo recordando el conocido cántico religioso para referirse a esos 250 años de permanencia de la hermandad de Jesús Nazareno en La Isla.

El acto, no obstante, comenzó con las palabras del fiscal de la junta de gobierno, José Fernández Mora, que se encargó de conducir esta sencilla pero emotiva ceremonia que ha pasado a formar parte del Jueves Santo en la que se dio lectura a los decretos recibidos días atrás -precisamente en la señalada jornada del Viernes de Dolores- en los que se aprobó la concesión de dos nuevos títulos a la hermandad: los de 'Muy Antigua' y 'Santa Cruz en Jerusalén'. Aunque la cofradía ya había dado a conocer esta noticia, aprovechó el momento de ayer para comunicarla oficialmente.

La Iglesia Mayor ofreció durante este acto un aspecto verdaderamente multitudinario donde hermanos, cargadores y fieles se agolparon alrededor de los pasos de Nuestro Padre Jesús Nazareno y de María Santísima de los Dolores, ya preparados y dispuestos para una salida procesional que se aguardaba con incertidumbre dadas las previsiones de lluvia que se manejaban para la madrugada y la mañana del Viernes Santo. La hermandad, en este sentido, seguía atentamente la evolución de estos partes meteorológicos confiando en una mejoría antes de iniciar los preparativos para ponerse en la calle. Eso, sin embargo, no restó ni un ápice a la emoción que durante toda la mañana fue palpable en el interior de la Iglesia Mayor Parroquial, Porque si especial es siempre la salida del Nazareno, ayer -con el aniversario en su punto más álgido- lo era todavía más. Lo recordó la alcaldesa durante la breve intervención que llevó a cabo antes de renovar la simbólica entrega del bastón al Regidor Perpetuo.

"De los 365 días del año, esta noche, la noche de la madrugada, se convierte en la más fervorosa, una noche en la que todos los isleños salimos a la calle", afirmó la regidora al referirse lo que la hermandad del Nazareno significa para La Isla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios