Luto y seriedad en el Viernes Santo

  • El Nazareno acorta la Madrugá por la lluvia, que también afecta al Santo Entierro

Arcos puso el Viernes Santo el broche final a los desfiles procesionales de la Semana Santa, ya que hoy, Domingo de Resurrección, no procesiona ninguna cofradía, emplazándose el Resucitado al 8 de abril. La lluvia deslució algunas procesiones, que tuvieron que acortar sus itinerarios. Por ejemplo, el Nazareno, que protagonizó la Madrugá, tuvo que guarecerse sobre las siete de la mañana en la parroquia de San Francisco por culpa de los aguaceros, teniendo la hermandad que decidir poner el punto final a esa hora. El Nazareno tenía prevista su recogida a las cuatro de la tarde del Viernes Santo, pero finalmente no pudo ser este año.

Horas más tardes, ya sobre las siete, la Hermandad del Dulce Nombre puso dos pasos en la calle. Este año, la cofradía recibió una visita muy especial, pues el ministro de Asuntos Exteriores Alfonso Dastis se trasladó hasta la localidad para presenciar esta salida procesional acompañado de otros representantes políticos. La entidad cofrade ofreció al integrante del Gobierno central estampar su firma en el libro de honor. La segunda hermandad de la jornada fue el Santo Entierro, que se mojó por culpa de la lluvia y tuvo que aligerar su itinerario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios