la crónica · miércoles santo

Sabotaje cofrade

  • Caminito vio alterada su recogida porque la puerta de la capilla apareció sellada con silicona. Hasta una hora y media después del horario previsto no se pudo entrar.

Comentarios 13

La visita del ministro Dastis, el homenaje y recuerdo a Corbacho, otro día de sol.... Todo eso quedó finalmente ensombrecido con el acto vandálico al que se tuvo que enfrentar la cofradía del Caminito al regreso a su capilla. Alrededor de las doce de la noche la cerradura de este pequeño templo apareció dañada porque le habían metido una llave rota y silicona. El ritmo del paso que tendría que hasber llegado a las doce y media de la noche se ralentizó para que diera tiempo a abrir la puerta. Para ello incluso se estuvo utilizando un taladro pero sin ningún éxito, por lo que se tuvo que llamar a un cerrajero para que acudiera a la capilla de la calle Isabel La Católica.

El andar de la cofradía se tuvo que ralentizar hasta que prácticamente se paró en la plaza de san Francisco. Sin embargo, los penitentes llegaron hasta la entrada de la capilla y tuvieron que dejar los enseres en secretaría, que está en una casa situada justo al lado, mientras se seguía intentando abrir las dos cerraduras que habían sido saboteadas.

Ya pasada la una de la madrugada, más de media hora después del horario previsto, llegaba el paso que se situó a unos diez metros de la puerta. A pesar de que normalmente empieza a desmontarse una vez que llega, en esta ocasión se decidió esperar hasta que terminara la operación de apertura por parte del cerrajero, que por fin pudo hacerlo unos minutos antes de las dos de la madrugada.

Hasta la calle Isabel La Católica se desplazó el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Juan Carlos Jurado, acompañado de algunos miembros de su equipo, al conocer el sabotaje que se había producido con esta hermandad del Miércoles Santo.

Por otro lado, la Semana Santa de Cádiz se ha convertido esta semana en una especie de alfombra roja para los políticos. El Partido Popular está poniendo toda la carne en el asador sabiendo que es un caladero de votos que puede serle más afín. Si el Lunes Santo estuvo el presidente del Partido Popular en Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, en La Palma y San Francisco, ayer lo hizo el ministro de Asuntos Exteriores, el jerezano Alfonso Dastis.

Por la mañana estuvo en el Prendimiento de su localidad natal donde acudió a un acto sobre el 125 aniversario de la fundación de esta hermandad en la que su bisabuelo fue uno de los que la crearon. Por la tarde, y tras almorzar en un restaurante de la capital, acudió con el consiguiente séquito de cargos del Partido Popular a Santo Domingo para ver la salida de Cigarreras. Con él iban desde Agustín Muñoz, subdelegado del Gobierno, a Teófila Martínez, el candidato Juancho Ortiz, María José García Pelayo, Ignacio Romaní y Ana Mestre entre otros. Allí pudo ver a la Virgen del Rosario en su camarín y dio la primera levantá del paso de Cristo. Posteriormente estuvo en la Catedral, donde fue recibido por el obispo de la Diócesis, Rafael Zornoza, y vieron entrar a Las Aguas en el primer templo de la Seo. Allí también visitó la cripta de la Catedral, donde se encuentran los restos de Manuel de Falla y de José María Pemán. Por último, en un tour cofrade frenético acabó en la puerta de las Descalzas en Argüelles para disfrutar de la salida del Caminito.

El Partido Popular además está realizando una visita a todos los templos, similares a las que hacía cuando gobernaba la ciudad de la mano de Teófila, mientras que el candidato a la Alcaldía, que también procesionó en el Caído, hoy lo hará en el Nazareno de Santa María.

Podemos tampoco le pierde el ojo y José María González, como alcalde, sigue haciendo también las visitas protocolarias todas las mañanas a las cofradías para desearles suerte.

Pero más allá del oropel de las visitas de un miembro del gabinete Mariano Rajoy, fue el día en el que se recordó al recientemente desaparecido Rafael Corbacho, ex presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías. El que lo hizo con mas intensidad fue Las Aguas, donde desde su puesto en la mayordomía, contribuyó a darle un gran realce a la hermandad vinculada al Ayuntamiento.

Rafael Corbacho estuvo presente en la salida con símbolos como una vara cruzada en el frontal del paso de misterio. Posteriormente, los pasos pararon justo delante del palco que ocupaba este histórico cofrade gaditano en el Palillero y las hermandades depositaron un ramo de flores que fue llevado en las manos de la hermana mayor de Las Penas, Inmaculada Ruiz Gené, en representación de todas las demás.

Fue un día en el que volvió a lucir el sol que permitió que todas las candelerías fueran encendidas, pero donde hizo un poco más de fresco que en la jornada precedente. Hubo la estampa curiosa de ver a Cigarreras pasar por el Callejón de los Negros y Lázaro Dou, donde se agolpó mucha gente para ver pasar a esta hermandad. Pero todo quedó empañado al final con el sabotaje al Caminito en la recogida de la jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios