Borriquita y Flagelación, de la mano un domingo más

  • Las dos hermandades pudieron procesionar con normalidad gracias a la tregua del agua

La tarde del Domingo de Ramos pudo brillar ayer en El Puerto y desarrollarse con normalidad, gracias a la tregua que dio la lluvia, que hasta primera hora de la mañana había caído con bastante intensidad. Incluso el fuerte y frío viento que había soplado durante la mañana dio una tregua y la temperatura se templó para acoger en las calles a las hermandades del domingo.

A las cuatro de la tarde, con el sol ya fuera y tan solo unas tímidas nubes que finalmente no descargaron, las puertas de la parroquia de El Carmen y San Marcos se abrían para dejar salir a la Cruz de Guía de la Hermandad de la Borriquita. Antes, por la mañana, había tenido lugar la tradicional misa de bendición de las palmas que después se lucieron durante la procesión.

El centro de El Puerto se llenó de personas que salieron a ver a las dos hermandades

Antes también de la salida fue el momento de reconocer la labor de la agrupación musical de San Juan Evangelista, de la vecina ciudad de Jerez, que lleva ya 25 años acompañando al paso de la Borriquita. Para la ocasión se estrenaba, además, una nueva marcha.

Desde bastante antes de las cuatro el exterior de la parroquia de El Carmen se encontraba atestado de personas que estaban deseosas de vivir el inicio de la Semana de Pasión, con esta primera hermandad que pisa las calles cada Domingo de Ramos. En esta ocasión la hermandad lucía una nueva fase del tallado de la canastilla del paso de misterio.

Tras el paso de La Borriquita salía a las calles la imagen de Nuestra Señora de la Entrega, precedida por un mar de capirotes azules en una hermandad en la que procesionan cada año muchos niños.

Poco antes de que la hermandad de La Borriquita llegara a la Carrera Oficial instalada, un año más, en la plaza de Isaac Peral, efectuaba su salida desde el templo de San Joaquín la segunda de las hermandades en pisar las calles el Domingo de Ramos, la de la Flagelación.

En esta ocasión su recorrido variaba con respecto al año anterior y la salida se efectuaba desde la calle Cielo hacia Espíritu Santo, aunque únicamente hasta el tramo de la calle Albareda, ya que las obras del parking no permiten el discurrir hacia el convento de las religiosas del Espíritu Santo.

En esta ocasión la hermandad no recorrió las calles del Barrio Alto, como sí hiciera el pasado año con su recorrido por calles como La Rosa, Rueda o Cervantes.

El primero en salir a la calle fue el señor flagelado, como siempre con una impecable maniobra por parte de los costaleros, debido a la estrechez de las puertas de la parroquia. La Virgen de la Amargura, por su parte, lucía una saya diseñada por el asesor de cofradías David Calleja y se pudo escuchar también una nueva marcha procesional dedicada a la Virgen.

Durante toda la tarde y hasta la hora de la recogida de cada una de las hermandades, rondando la medianoche, el centro de El Puerto estuvo lleno de personas que cada año salen a dar el encuentro a las hermandades en la calle. Los palcos instalados en la Carrera Oficial se han quedado pequeños para la demanda existente, ya que como confirmaba el presidente del Consejo hace unos días, José Manuel Castilla, son ya muchas las familias de fuera de la ciudad que alquilan estos palcos para ver el discurrir de las hermandades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios