El bazar portátil de la bandaSin luto en el balcón del Ayuntamiento

A pesar de que estamos ante la hermandad que porta al Cristo Yacente, la organización del cortejo del Santo Entierro aún deja muchos momentos de improvisación en los que parece que puede pasar cualquier cosa. Demasiado ruido, demasiadas puntadas aún por dar conforme la procesión va saliendo de Santa Cruz. En una hermandad así hay que cuidar todos los detalles.

Los espacios abiertos tienen estas cosas. Con el buen tiempo pueden llegar a ser lugares cofrades agradables, pero con viento y frío la cosa cambia. Y mucho. En San Juan de Dios hubo días de sol y otros desapacibles como las noches del Jueves y el Viernes Santo. A pesar de todo, el público llenó la zona.

En las cofradías los penitentes se multiplican como los panes y los peces en las guías e itinerarios. Uno de los criterios para recibir las suvenciones va en función del número de nazarenos que van el cortejo y el Consejo se encarga de contarlos uno a uno para certificar que la información que se les ha pasado es la correcta. Por ponerles un ejemplo. Siete Palabras aparecía en las guías con 80 penitentes, cuando apenas superaban los 60 en las calle. Eso significa un aumento de casi un 25%.

Algunos cargadores tienen la costumbre de sacar los brazos del paso para agarrar la parihuela; hasta ahí aguanto. Pero en esa comodidad del cargador se han visto escenas que sobrepasan ya los límites, como se vio en la recogida del palio de Las Aguas, con los dos pateros aguantando con sus manos ¡los respiraderos del paso! en la subida de Fray Félix. La escena fue un tanto inadecuada, por mucho que se vaya sufriendo hay que intentar mantener la mejor imagen de las hermandades en la calle. También es responsabilidad del capataz que tiene que afear esa conducta de sus propios cargadores.

El Viernes Santo es un día de luto para todos los que son cristianos. Cristo ha muerto en la cruz y como tal, hay que ir vestido para la ocasión. Los hombres, en ese caso, deben ir con chaqueta negra, camisa blanca y corbata negra. Sin embargo, en esta ciudad no cuidamos esos detalles y el número de personas fuera de los cortejos que iban vestidos de esta manera era reducidísimo. Encima, algunos dicen que eso en Cádiz no se hace, que nada más se hace en otra localidad situada 100 kilómetros al norte. Como si el Cristo que muere en Sevilla fuera distinto al de Cádiz.

¿Es necesario llevarse un taburete a la calle para ver solo seis pasos el Viernes Santo? Dos de Expiración, dos de Buena Muerte, uno de Siete Palabras y otro de Ecce Mater Tua; algunos de ligero andar. ¿De verdad cuesta tanto ver estos cortejos de pie? Lo vengo apuntando toda la semana: esto de las sillitas y el público va camino de ser uno de los grandes males de la Semana Santa contemporánea.

Hemos tenido al ministro Dastis, al líder del PP andaluz Juanma Moreno... y al juez De La Mata. Estos días ha estado en la ciudad el magistrado José de la Mata, conocido entre otros casos por la Operación Líbero en la que está implicado el cadista Quique Pina, viendo la Semana Santa (dicen que lleva años participando de una de las procesiones más particulares de la ciudad); de regreso a su tarea profesional ha podido llevarse un ejemplar de A Paso Horquilla, que el propio Carlos Medina le entregó en persona.

Vaya Semana Santa la que se ha marcado al frente de los pasos Ramón Velázquez. El Lunes cumplió con creces el difícil recorrido que tenía la hermandad de La Palma y el palio de la Virgen de las Penas; y ayer se estrenó con Soledad de Santo Entierro bordando su trabajo en la calle. El próximo año cumplirá cuarenta como capataz, este ha cumplido treinta al frente de la Virgen de las Penas. Y Velázquez sigue estando en plenas facultades. Enhorabuena.Los WhatsApp del pertiguero

Ayer a las 12.00: "El Cristo se mojó poco pero la Virgen más. La cuadrilla de la Virgen fenomenal". A las 12.03: "Me llevé un susto cuando ya paramos en la misma puerta de la Catedral, miro para el lado y me veo a un hombre con un pasamontañas y una metralleta. Me quedé blanca". A las 15.02: "El hermano mayor ayer charlando con los niños y haciendole carantoñas a uno en la cara, luego hablando con el cura y el cura muerto de risa, luego con uno que pasaba por allí de charla también, una mujer morena que le dio un abrazo... Todo esto en Candelaria". A las 19.10: "Curiosa estampa. Siete palabras entra en San Juan de Dios y al fondo por la Mirandilla se ve el paso de misterio de la Expiración. Varios guiris haciendo fotos". A las 23.28: "Todo oscuro en Candelaria y mucho respeto antes de que pase Buena Muerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios