El robo lastra de nuevo el pleno

  • Tres años y medio después, el desfalco sigue presente en la vida política municipal · El primer debate del curso se vio otra vez sacudido por la desaparición del dinero de la caja y la petición de cese de De Bernardo

Comentarios 8

El cese de De Bernardo exigido por la oposición en bloque -mociones de PSOE e IU y CxSF que fueron excluidas del orden del día tras un informe de la secretaria del Ayuntamiento- acaparó la atención del primer pleno del curso político. Una sesión muy tensa en la que el enfrentamiento político fue otra vez la nota predominante, la pauta que marcó el ritmo del debate y en la que, de nuevo, el fantasma del robo -azuzado a raíz de los últimos acontecimientos vividos en septiembre- se hizo presente en la política municipal.

Así, el PSOE, durante el debate que acompañó la aprobación definitiva de la modificación de las ordenanzas fiscales de 2012, llegó a advertir de las consecuencias directas que el robo de casi ocho millones de euros ha tenido en la contabilidad municipal, a su juicio directamente relacionado con la aprobación del plan de ajuste y la subida de las tasas.

La tensión fue creciendo a medida que avanzaba la mañana hasta el punto de que IU, en medio de un cruce de acusaciones en el que desde el equipo de gobierno se recriminó la escasa formación de la oposición en temas económicos, llegó a recordar al delegado de Hacienda y Control de la Gestión, el concejal del PP Manuel Raposo, su antigua relación con el principal imputado por el robo, el funcionario Clemente Ruiz. "Usted sí que debe estar bien formado -apuntó el concejal Pedro Reyes-. Físeje que le llevaba las cuentas al único culpado (imputado) por el desfalco y del dinero no ha aparecido ni un duro". Fue uno de los momentos más calientes del pleno.

La respuesta de Raposo fue inmediata. Pidió que constaran literalmente en acta las palabras de Pedro Reyes al que recordó "que no estaba aforado", dejando entrever así la posibilidad de emprender acciones legales al respecto.

Y todo esto no fue sino los prolegómenos del momento que los tres partidos de la oposición aprovecharon para pedir al alcalde que cesara al ex regidor, Manuel de Bernardo, tras haber sido incluido entre los responsables subsidiarios de la demanda presentada por el Ayuntamiento en el proceso iniciado por el Tribunal de Cuentas.

Lo hicieron en forma de ruego y recriminaron a Loaiza que hubiera obligado a retirar del orden del día las mociones que insistían en este punto. Ciudadanos, además, pidió el cese no solo del anterior alcalde, sino de todos los concejales andalucistas al interpretar que la demanda interpuesta responsabiliza la gestión del mandato anterior, en manos del PA.

Los tres grupos, en resumidas cuentas, consideran una manifiesta incoherencia la permanencia del ex alcalde en el equipo de gobierno -De Bernardo ocupa el cargo de concejal de Aguas, Ahorro y Eficiencia Energética, Parques y Jardines- mientras que, por otro lado, se le considera responsable subsidiario de la desaparición del dinero de la Caja Municipal.

El triple ruego -hubo uno por cada grupo de la oposición- quedó sin réplica alguna por parte de Loaiza ni del Gobierno municipal.

Fuentes municipales aseguraron después que la postura del alcalde ha quedado bien clara en las declaraciones anteriores, en las que advertía de lo contradictorio que resulta tener que readmitir a una funcionaria imputada en el proceso penal (a raíz de la resolución judicial conocida también hace una semanas) y, por otro lado, que desde la oposición se le pida cesar al antiguo alcalde. Además, el Gobierno municipal ha subrayado que los regidores figuran en la demanda como responsables subsidiarios en su calidad de ordenadores de pagos, es decir, porque eran los que tenían que firmar, eran los que, como alcaldes, estaban en la cúspide administrativa del Ayuntamiento.

Pero Loaiza no está dispuesto a dar más cuerda a un tema del que se habla desde hace tres años y medio y, sobre todo,quiere atajar de raíz la maniobra conjunta de la oposición. "No vamos a consentir en ningún momento que esa oposición en bloque organizada en torno al PSOE -en la que IU y CxSF pugnan por ser su favorito, su mozo de espadas- marque el ritmo de este Gobierno", apuntó esta misma semana al portavoz del PP y delegado de Presidencia, Daniel Nieto.

Por su parte, De Bernardo, presente también ayer en el debate, hizo gala de su característico estoicismo para encajar resignado y sin mediar palabra el envite de la oposición. Por enésima vez desde que estalló el caso del robo se pedía su cabeza en el pleno. Pero si algo quedó claro es que el antiguo regidor no piensa de momento dejar la Corporación municipal. Y mucho menos si es la oposición la que le pide que se vaya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios