La playa remodelará el acceso 4 para integrar a personas con discapacidad

  • Las obras se afrontarán gracias a una de las dos subvenciones que el Ayuntamiento solicitó a la Junta

  • La otra ayuda, para adecuar el sendero de la Punta, ha sido rechazada

Comentarios 1

La Junta ha concedido al Ayuntamiento isleño una subvención de 89.800 euros que transformará por completo uno de los accesos de la playa de Camposoto -el número 4- para adaptarlo específicamente a personas con discapacidad y movilidad reducida. Es lo que se llama un acceso cinco estrellas que se sumará -si da tiempo- a las prometidas obras de remodelación de los accesos y adecuación de una pasarela peatonal sobre el caño que se pretenden iniciar también este año -es una cuestión en la que ha insistido especialmente la alcaldesa, Patricia Cavada- y cuya puesta en marcha tramita el Ayuntamiento con la Administración autonómica.

Esta actuación en materia de integración -así lo aseguró ayer el gobierno municipal- se llevará a cabo con vistas a la próxima temporada de baño y responde a una de las dos solicitudes de ayudas económicas que el pasado otoño se tramitaron ante la Junta de Andalucía. La otra subvención, con la que se esperaba instalar nuevas pasarelas fijas en los accesos 1, 2 y 3 de la playa y afrontar trabajos de acondicionamiento y mejora del sendero que lleva hasta el Monumento Natural de la Punta del Boquerón, ha sido denegada.

Con todo, esta ayuda que roza los 90.000 euros -y que se enmarca en el programa de Desarrollo Rural de Andalucía (2014-2020)- supondrá una importante mejora y, sin duda, una de las grandes novedades que deparará la próxima temporada estival al garantizar la eliminación completa de barreras al menos en uno de los accesos de la playa para personas con diversidad funcional, con discapacidad o con movilidad reducida. Según el equipo de gobierno, solo las playas de Valdelagrana, en El Puerto, y de La Caleta, en Cádiz, cuentan con elementos de accesibilidad similares a los que se implantarán en Camposoto.

Según la información facilitada por el Ayuntamiento a través de un comunicado, el proyecto de playa cinco estrellas que se acometerá en el acceso número 4 -el acceso central de la playa y también el que cuenta con un mayor número de plazas de acparcamiento para dar cabida también a zonas reservadas a los vehículos de personas con discapacidad- contempla la creación de un espacio común que incluirá zonas de sombras y servicios "para integrar a estas personas en las mejores condiciones de igualdad". Todo se articulará con elementos desmontables que se incluirán en el plan de explotación de playas y que se instalarán cada temporada.

En este acceso, de esta forma, se integrará la zona reservada a personas con movilidad reducida aprovechando el mobiliario existente y los medios disponibles que ya se tienen: esto es, aparcamientos reservados, plataforma fija elevada sobre la arena accesible con rampas, sistema de megafonía, sillas anfibias y vehículo de transporte adaptado. Todo eso se complementará ahora con un acceso exclusivo, una zona reservada , señalización y mobiliario.

Habrá, de esta forma, un acceso exclusivo y reservado en el margen derecho de la plataforma que hay para personas con discapacidad y movilidad reducida que se adecuará con una pasarela fija de madera de diez metros de longitud y que continuará posteriormente con más de 47 metros de pasarelas dobles que permitirán el acceso también a las zonas de sombra y a los aseos.

Hasta la línea máxima de pleamar -explicaba ayer el Ayuntamiento- se incoporarán 30 metros dobles, desde donde se distribuirán pasarelas articuladas y enrollables. En total, serán 175 metros lineales de pasarelas de madera fija.

Por su parte, la zona reservada a personas con movilidad reducida tendrá una superficie de 260 metros cuadrados e incluirá una caseta de baño, una caseta almacén, toldos horizontales y verticulaes, una docena de sombrillas, tumbonas, lavapiés y duchas adaptadas. La zona contará también con banderas de señalización, papeleras, balizamiento, dos sillas anfibias y dos andadores.

"No pararemos hasta conseguir la ciudad accesible que todos queremos y nuestra playa no podía quedarse atrás para que todas las personas, sin distinción, puedan disfrutar de nuestro maravilloso recurso natural", ha afirmado Cavada en una nota de prensa.

"El camino hacia La Isla que queremos ha de pasar forzosamente por la accesibilidad y la inclusión. Trabajos para transformar San Fernando, para que sea una ciudad que todos puedan disfrutar en igualdad de condiciones y en donde no haya sitio para barrera arquitectónica alguna", sostiene, por su parte, el concejal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios