El proyecto de ejecución para reformar el Ayuntamiento culminará en mayo

  • El estudio encargado de realizarlo entregará el documento a finales del próximo mes dentro del plazo negociado para hacerlo ·Tendrá que contar de nuevo con el visto bueno de Obras Públicas y Cultura

Es un edificio con presencia, majestuoso, enclavado en la plaza del Rey, uno de los espacios con más identidad de San Fernando. Pero desde hace meses aguarda inerte, mudo de toda actividad, a que un equipo de manos expertas le conceda el renovado aspecto pensado para sus próximos años. La Casa Consistorial debe transformar su rostro, engalanarse para los fastos del Diez, pero no sólo para este acontecimiento, sino para afrontar una nueva etapa con un esqueleto fortalecido y un aspecto interno modernizado.

La primera de las tareas, la de reforzar la estructura, ya se culminó con éxito en unas obras de emergencia realizadas para dicha finalidad. En ellas se trabajó especialmente con la cubierta, construida mediante materiales calizos que se dilataron con las filtraciones de agua de lluvia. De ahí las grietas en la piedra visibles desde la fachada. De la segunda, la reforma, quedan sin embargo algunos trámites por resolverse para que pueda iniciarse. Pero ya está próximo a darse un paso más. Será a finales del próximo mes de mayo con la entrega del proyecto de ejecución, un documento que incluye ya las recomendaciones de la Junta de Andalucía a través de las delegaciones provinciales de Obras Públicas y Cultura. Fue esta última precisamente la que propuso más cambios en el texto básico para incorporarlos al definitivo.

Este veto supuso evidentemente un freno en los plazos de ejecución previstos para la obra, razón por la cual, tras diversas reuniones entre el estudio encargado del proyecto, Alt Q-Arquitectura, del que forma parte Francisco Márquez, el arquitecto responsable de la actuación, técnicos de la Consejería y el propio Ayuntamiento, se resolvió rubricar entre todas las partes un compromiso para acelerar las fases de la intervención. Fruto del mismo, Márquez culminará el proyecto de ejecución con apenas unos días de retraso sobre el plazo previsto en ese encuentro, entre finales de este mes e inicios del siguiente.

Pero se trata de todas formas de un retraso relativo, ya que la fecha de entrega originaria se remontaba hasta los últimos días de junio. La voluntad de adelantar este trámite no era otra, así lo explicó el propio alcalde, Manuel de Bernardo, que conseguir que la nueva supervisión de este documento no quede estancada en los meses de verano y pueda realizarse antes del 30 de junio. Éste será el siguiente paso antes de que se licite la actuación y se adjudique. La rehabilitación integral comenzará presumiblemente a comienzos del año próximo, una reforma para la que también se han incorporado novedades con la vista puesta en el Bicentenario.

De hecho, De Bernardo comentaba al respecto la necesidad de dividir en fases la intervención, de tal manera que se le dé prioridad a la planta baja y a zonas nobles, que deberán estar listas en menos de un año para empezar a utilizarse en el Diez. El edificio, además, tendrá como principal novedad la construcción de un salón de plenos en voladizo y la apertura de suelo a techo de los dos patios de luz con los que cuenta el edificio. Entre las novedades que deberán incorporarse se encuentran las recomendaciones de la comisión de Patrimonio que se centran sobre todo en el respeto a algunas zonas del edificio con valor histórico. En este sentido cabe recordar que el edificio es un Bien de Interés Cultural (BIC).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios