Un pregón sobre la verdadera Navidad

  • Rafael Sánchez Saus defiende el verdadero espíritu de una fiesta "genuina"

La Navidad no son regalos y cursilerías. No son películas pastelosas. No es tristeza y hartazgo. La Navidad, aseveró el catedrático de Historia Medieval Rafael Sánchez Saus en su pregón, representa para los cristianos la fe, el inicio de la salvación. Recuerda que el hijo de Dios se hizo hombre. Sus palabras fueron pronunciadas ayer en la Casa de la Cultura ante un auditorio expectante que acudió a escuchar la exaltación sobre la Navidad que cada año organiza la Academia de San Romualdo.

Sánchez Saus se enfrentaba por primera vez a una experiencia de estas características. "No soy un hombre de pregones", reconoció nada más ponerse tras el atril. Enrique Montiel, colaborador de este periódico, había sido el encargado de su presentación. Primero, aseguró que en la primera memoria está el belén, el nacimiento. "Nuestra vida va pareja a la vida de ese niño", apuntó. Después, calificó al pregonero de "hombre de pensamiento y de reflexión", "afectuoso y amigo", justo antes de darle la palabra.

El catedrático se centró en lo que significa la verdadera Navidad, aquellas que muchas personas no recuerdan y que otras pretenden desprestigiar. La Navidad de antes no es la de ahora, dijo. Ahora, en una fiesta que refleja codicia, "Dios nos molesta", señaló. Esa navidad consumista ha entristecido a muchos. Por eso, ante una pérdida peligrosa, advirtió, hay que salir al rescate del sentido de la Navidad. La gran aventura es no paganizar esta celebración.

Eso pretenden algunos, incluso historiadores. Intentan demostrar que no se trata más que de una fiesta pagana de invierno. "Son embelecos neopaganos", expuso Sánchez Saus. Porque el nacimiento comenzó a celebrarse antes de que en el 274 se estableciera la fiesta pagana del nacimiento del sol.

De ahí que defienda el verdadero sentido de la Navidad: la reencarnación del hijo de Dios en hombre "para hacernos partícipes de su naturaleza divina", citó. "El hijo de Dios se hizo hombre para hacernos hijos", fue otra frase que utilizó en su discurso. El pregonero también defendió las razones que hicieron establecer la Navidad el 25 de diciembre. "Una fiesta genuina, plenamente cristiana".

Su pregón terminó y tras los agradecimientos, el coro de la capilla de San Pedro Nolasco, de Jerez, deleitó a los presentes con el concierto Vísperas de Navidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios