cuaresma 2018

Un pregón para que La Isla 'hable'

  • Juan José Castiñeiras Bustillo será el encargado de pronunciar dentro de una semana el pregón con el que la ciudad, desde el Teatro, dará un año más la bienvenida a su Semana Santa

Juan José Castiñeiras Bustillo, fotografiado ante las puertas de la iglesia del Carmen. Juan José Castiñeiras Bustillo, fotografiado ante las puertas de la iglesia del Carmen.

Juan José Castiñeiras Bustillo, fotografiado ante las puertas de la iglesia del Carmen. / román rios

Ahora da los últimos retoques del pregón, corta por una parte y alarga por otra en una tarea imposible en la que nunca queda satisfecho. Ensaya para no tropezar con la dicción de los versos, mide los tiempos para no alargarse en el escenario del Teatro, intenta dominar los nervios del momento y asistir a todos los cultos y actos cuaresmales a los que es invitado, que no son pocos en estos días de vísperas. En definitiva, cumple a rajatabla con el oficio, que es de lo que se trata. Pero Juan José Castiñeiras Bustillo, a estas alturas, a una semana del Domingo de Pasión, sigue todavía dándole vueltas a la llamada que recibió de Consejo de Hermandades allá a finales de septiembre. "¿Pregonero de la Semana Santa yo?", continúa asombrándose. Y se defiende: no encaja en el perfil habitual, el de miembro de junta de gobierno, el de persona metida de lleno en las lides cofrades. La Semana Santa no le es ajena, por supuesto. Para pocos isleños lo es. Sigue disfrutando con la experiencia repetida de la carga en el misterio de su hermandad de los Estudiantes y en el palio del Santo Entierro, con amigos de toda la vida con los que tanto ha compartido y tan buenos ratos ha pasado. Pero hace años que dejó de estar "en primera línea", como estuvo cuando perteneció a la junta directiva de los Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) o, aunque se trata de una Gloria, en la junta de gobierno del Carmen. Ocurre, sin embargo, que la Semana Santa no es exclusiva de esa "primera línea", como él la llama. Son, ciertamente, los agentes activos, los que obligadamente acaparan el protagonismo, los que mueven todo esto. Y sin ellos todo sería imposible. Pero la gran celebración de la ciudad no hace distinciones. Es de todos, de toda La Isla. Y a este maestro de Primaria del Liceo tan apegado siempre al Carmen le toca ahora el papel de anunciar su llegada, que este año toca demasiado pronto: el proximo domingo será ya el Domingo de Pasión y al siguiente, el de Ramos. Sus alumnos le recordaban esta semana lo deprisa que corre el calendario con una 'portada' para su pregón de la Semana Santa que le ha llegado al alma.

Pero esta condición que el pregonero ve como un hándicap para la faena que se le ha encargado es, precisamente, la que brindará a los isleños una nueva perspectiva en el anuncio de la Pasión, quizá más sencillo, más ajeno al barroquismo de la celebración, del discurso más 'oficial'. Él mismo lo desvela al avanzar unas pinceladas de su pregón. En cierto modo, la Semana Santa tendrá que compartir su protagonismo con La Isla, que será la clave que dará forma a esta alocución, la que articulará y estructurará el texto a pronunciar. "Soy de La Isla a muerte, un auténtico enamorado de La Isla", avisa Juanjo Castiñeiras.

Además de la ciudad, habrá otra clave en el pregón: lo que llama "el acompañamiento"

"La Isla, desde su atalaya, desde su altura, es la que nos va a presentar los días de la Semana Santa, a veces comprende lo que pasa y a veces no... Es la que va a ir viendo lo que sucede en los barrios, en las hermandades, lo distintas que son unas cofradías de otras del mismo día", explica.

Será también un pregón muy personal, de vivencias y recuerdos, que con el permiso de La Isla mariana se centrará en los misterios pasionales "en lo que significan para mí", dice el pregonero, que alude también a la "catequesis" que realizan los pasos procesionales durante estos días únicos. Y será también un pregón en el que el maestro del Liceo aflorará en varios momentos. Así habla Juanjo Castiñeiras de "pastoral" y de "acompañamiento" a la hora de contarnos cosas de su pregón. "El acompañamiento es una de los temas que tenemos más presentes en los cursos de pastoral y va a ser uno de los enfoques del pregón. El acompañamiento es darle la mano a un niño y llevarle por los caminos que tú has pisado, es acompañarle en el devenir, enseñarle, no dejarle solo...", explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios