Los pescaderos y fruteros de San Antonio estrenarán sus puestos en días

  • La entrega ayer de las llaves de sus negocios posibilita el traslado inminente

Como si de la entrega de llaves para un bloque de viviendas de protección oficial se tratase, el alcalde de la ciudad, Manuel de Bernardo, y el delegado específico de Mercados, Francisco José Romero, entregaron ayer las llaves de la veintena de puestos que aproximadamente la mitad de los detallistas del mercado de San Antonio podrán utilizar en unos días. Sólo les faltan algunos detalles para que pescaderos, fruteros y el zapatero puedan trasladarse a sus ubicaciones definitivas, en la planta baja, de tal manera que podrán pasar las fiestas en sus puestos recién estrenados.

Tendrán sin embargo que convivir con los que están hasta el momento en sus establecimientos provisionales, el gremio de los carniceros. "Vamos a pasar todas las fiestas juntos, como una gran familia", bromeaba Andrés Barba instantes después de la entrega de las mismas. Porque precisamente los carniceros tendrán que esperar unos meses más para poder tener sus puestos arreglados. "Por eso estamos contentos, aunque queremos también tener los nuestros", apuntaba el portavoz de los carniceros, Manuel Cárdenas. Será pues después de Reyes cuando éstos asciendan provisionalmente a la primera planta para la preparación y adecuación de los suyos. De esta manera se ubicarán temporalmente arriba mientras se acomete esta obra de carácter complementario, financiada también con presupuesto municipal, según puntualizaba el propio Romero.

Pero ayer, en las instalaciones de San Antonio, se vivieron momentos de alegría y satisfacción. Satisfacción principalmente porque ya ven un final a la reforma y porque tendrán unos puestos en mejores condiciones. Ahora sólo queda esperar a que lleguen los expositores de los pescaderos para que se puedan instalar. "Son unos expositores nuevos, de aluminio, sobre los que irá el hielo picado, como en las grandes superficies", explicaba Barba. Están deseosos de que éstos lleguen. El gremio de los fruteros no se cambiará a sus sitios hasta que estos nuevos expositores lleguen.

Porque la actuación en el mercado de San Antonio está bastante avanzada. A la vista está. Además de las instalaciones de los carniceros, puntualizaba Romero, sólo restan los arreglos de la fachada y de la entrada de las dependencias, así como la construcción de los nuevos aseos. Unos retoques necesarios para que detallistas y clientes puedan disfrutar al fin de un mercado nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios