Entre 'Los oficios de la Medina'

  • Hasta el próximo 8 de septiembre estará abierta al público la exposición de Joaquín Hernández 'Kiki' en el Castillo de San Romualdo

Kiki durante la inauguración de la muestra en el Castillo, junto a miembros del gobierno local. Kiki durante la inauguración de la muestra en el Castillo, junto a miembros del gobierno local.

Kiki durante la inauguración de la muestra en el Castillo, junto a miembros del gobierno local. / Rocío hernández

El Castillo de San Romualdo se ha convertido desde ayer en el hogar de una nueva exposición itinerante que llevará a los visitantes a recorrer la bulliciosa Medina de Tetuán. Fotografías en blanco y negro que plasman los oficios y las formas de ganarse la vida de los que allí se labran un porvenir.

Joaquín Hernández, más conocido como Kiki presenta en esta ocasión un trabajo que comenzó en 2005 y que sigue ampliando con cada visita que realiza a Marruecos. El origen de esta inquietud por plasmar a los trabajadores que allí encuentra: que pase el tiempo que pase allí siguen los mismos oficios que una vez también estuvieron en su barrio y que acabaron por desaparecer.

El tiempo en la Medina parece detenerse, cualquiera podría pensar que esas fotografías en blanco y negro pertenecen a otra época, pero Kiki los conoce, ha tenido que hacerlo para poder ganarse su confianza. De otra manera fotografiarlos habría sido imposible.

El fotógrafo ha recorrido la exposición Los oficios de la Medina durante su inauguración deteniéndose en cada una de las 30 imágenes que componen la muestra, casi como si volviese a entrar en esos pequeños negocios de Tetuán. Explica que la exposición se divide en tres partes. La primera de ellas, y la más extensa, es la que recoge a los oficios generales. "Estos son los que van a seguir perdurando mucho tiempo", sentencia mientras señala las imágenes de oficios que hasta no hace mucho también se encontraban con facilidad en la provincia. Hay que tener en cuenta que son trabajos que poco han cambiado con el paso del tiempo. De generación en generación se mantienen técnicas y herramientas que van pasado de los maestros a los aprendices.

La segunda de las partes que componen esta propuesta cultural se la dedica a los curtidores y talabarteros; y la última la reserva para los alfareros, dejando para el final la fotografía que ilustra el cartel que anuncia la muestra.

"Estoy muy contento de que la exposición esté en San Fernando porque aquí fue donde yo empecé en el mundo de la fotografía. Me encanta el Castillo y espero que los que vengan la disfruten", comentó Kiki al terminar el paseo entre su obra. Incluso se atrevió a rememorar esos inicios con la fotografía con Antonio Sáez Espligares, subdirector del Museo, que le acompañaba durante este primer día.

La exposición estará abierta al público hasta el 8 de septiembre de manera gratuita para aquellos que quieran dar un paseo por la Medina de Tetuán sin necesidad de abandonar La Isla, en un enclave que bien podría terminar de transportar a Marruecos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios