Las obras de urgencia de la capilla del Cristo comenzarán en un mes

  • Los trabajos consistirán en la sustitución completa de las cubiertas, en pésimo estado de conservación · Será una primera fase de la rehabilitación completa, presupuestada en 240.000 euros

Comentarios 1

La rehabilitación de la vieja capilla del Cristo -histórico inmueble fechado en el último tercio del siglo XVIII que presenta un gravísimo deterioro- arrancará en las próximas semanas con la ejecución de las obras de urgencia, que se centrará en la sustitución de las cubiertas del antiguo templo, que presentan un precario estado de conservación y que, desde hace ya unos años, amenazan con venirse abajo.

Las redes de protección para evitar la caída de cascotes y otros materiales han pasado a ser, de hecho, una imagen habitual de la capilla a lo largo del último año que daba buena cuenta de su mal estado ya que la falta de recursos económicos para afrontar esta actuación -que promueve la hermandad del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, titular del templo- ha demorado el inicio de la obra hasta ahora mismo. Hace apenas una semana los hermanos de la cofradía dieron el último paso para la puesta en marcha de la rehabilitación al autorizar en cabildo una operación que cuenta ya con el visto bueno de la comisión diocesana de arte sacro del Obispado y del Ayuntamiento.

De la ejecución de estas obras de urgencia se encargará la empresa isleña Angón. Esta primera fase -que arrancará a finales de mayo o principios de junio- contará con un presupuesto de unos 20.000 euros y consistirá principalmente en el desmontaje y sustitución total de las cubiertas del templo, unos trabajos que precisarán del traslado de los titulares de la cofradía a la cercana parroquia del Santo Cristo y que tendrán una duración aproximada de cuatro meses, por lo que se espera que tras el verano estén acabados.

Las cubiertas de madera serán sustituidas en su totalidad dado su mal estado de conservación, si bien se respetará la estructura original. En su lugar, serán sustituidas nuevas cerchas -la estructura que soporta la techumbre- y entablados de madera revestidos de material aislante en su parte superior. Además, se eliminará el falso techo que tiene en la actualidad la capilla, lo que permitirá recuperar la visión de las antiguas cubiertas -ocultas durante años- que otorgarán una mayor vistosidad interior a este edificio religioso. También, en la medida de lo posible, el proyecto pretende conservar el antiguo tejado de tejas. Además, las cubiertas de madera contará con un tratamiento ignífugo.

Pero la rehabilitación completa de la capilla -presupuestada en unos 240.000 euros, unos cuarenta millones de las antiguas pesetas- continuará luego con sucesivas fases menos urgentes que la reparación de las cubiertas y que se afrontarán conforme a las posibilidades de la hermandad, promotora de la actuación.

Se trata del resanado general de la fachada y del interior del templo, incluidas todas sus capillas, la sustitución de la solería, también muy deteriorada, la puesta a punto del campanario, al que también se pretende dotar de una iluminación artística, y la colocación de una nueva instalación eléctrica. También se plantea solucionar los problemas de humedad que sufre la capilla con la colocación de zócalos en las paredes.

La rehabilitación completa de la capilla se hará esperar, pero las obras de urgencia que se iniciarán en las próximas semanas permitirán solucionar un grave problema como es el desgaste de las cubiertas que, en parte, conseguirá frenar el acuciante deterioro de este destacado e histórico inmueble de San Fernando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios