El módulo de Constitución exige contar con un servicio de comedor

  • Los padres han denunciado ante la Delegación de Educación la discriminación que vienen sufriendo a lo largo de todo este curso con respecto al colegio

Aún no se ha puesto la primera piedra del nuevo colegio de Camposoto y, paradójicamente y a efectos administrativos, el centro se encuentra ya a pleno rendimiento. Hasta cuenta con una directora que ha sido nombrada recientemente. Lo único que le falta es el espacio físico donde ubicarse. Entretanto arrancan los trabajos de construcción, el próximo curso funcionará un segundo módulo provisional que se situará también junto al colegio Constitución. Pero los padres del que ha funcionado ya este curso para Infantil de 3 años denuncian los múltiples inconvenientes que vienen encontrando con la dirección y la Asociación de Padres de Alumnos (APA) del centro en el que provisionalmente se localizan. Lo último ha sido la negativa a que sus hijos puedan acceder al servicio de comedor de cara al próximo curso.

"No es la primera vez que se nos discrimina con respecto a los estudiantes del colegio en sí", narra el portavoz de los padres afectados, Francisco José Jaime Lora, "Estamos recibiendo un trato nefasto por un problema burocrático cuando lo cierto es que no han sabido conciliar la vida de ambos, del centro con el módulo".

Los hechos se han desencadenado al recibirse un total de alrededor de 160 solicitudes para las 120 plazas disponibles en los dos turnos de comedor, según datos proporcionados por la dirección del colegio. Al procederse a la correspondiente baremación, se ha otorgado prioridad a los estudiantes del Constitución frente a los del módulo provisional. Pero, como añade el propio director, Luis Guillén Sánchez, esta medida se adoptó siguiendo las premisas del servicio de Planificación de la Delegación Provincial de Educación. "Aquí no discriminamos a nadie", ha manifestado, "Sabemos que a todos los alumnos les corresponden los mismos derechos, pero la organización administrativa ha cambiado de este curso al próximo. Antes el módulo funcionaba como anexo y a partir de ahora lo hará como centro independiente".

La Junta, de hecho, ha tomado cartas en el asunto a petición de los padres y estos días un técnico del ente de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) ha visitado el colegio para estudiar la posibilidad de ampliar el espacio del comedor -reducido a una antigua aula en la actualidad- y poder así ofertarse mayor número de plazas. Desde el centro no se descarta esta posibilidad, siempre y cuando se lleve a cabo antes una reestructuración de las instalaciones o se habilite como segundo comedor otro espacio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios