Nueve meses de obra y casi 770.000 euros para la nueva escuela de adultos

  • El edificio dispondrá en total de 14 aulas para los alumnos

  • La planta superior se utilizará como sala multiusos

  • Los trabajos de rehabilitación se licitaron definitivamente ayer

Edificio de los viejos juzgados, en la plaza de San José, que se rehabilitará para convertirse en la escuela de adultos. Edificio de los viejos juzgados, en la plaza de San José, que se rehabilitará para convertirse en la escuela de adultos.

Edificio de los viejos juzgados, en la plaza de San José, que se rehabilitará para convertirse en la escuela de adultos. / román ríos

Nueve meses, según el proyecto redactado, tardarán las obras de adecuación de los viejos juzgados de la plaza San José para convertirse en la futura escuela de adultos de la ciudad. Las obras, con un presupuesto de partida que asciende a 769.668,94 euros, se licitaron definitivamente ayer con la correspondiente publicación del anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), lo que permitió conocer más detalles de esta actuación que se pretende desde los primeros momentos del mandato. La mesa de contratación para valorar las ofertas presentadas y proceder a su adjudicación se ha convocado para el próximo 22 de marzo. Así que el comienzo de las obras no se producirá como muy pronto hasta abril o mayo. Y eso si todo marcha según lo previsto y no se plantean inconvenientes administrativos que supongan un nuevo retraso en la puesta en marcha de esta inversión, que es una de las actuaciones estrella que defiende el equipo de gobierno. Eso, necesariamente, lleva la terminación de la escuela de adultos al año 2019, en la recta final del mandato.

La actuación prevista en este edificio municipal de 1974 que se asienta sobre una parcela de 291,25 metros cuadrados parte de las precarias condiciones del inmueble para plantear un importante trabajo de demolición interior que permitirá racionalizar los espacios y conseguir su adaptación al uso educativo que ahora se pretende dar. En este sentido, el proyecto parte de la premisa de ordenar los nuevos usos docentes en torno a un patio de nueva creación de proporciones cuadradas que se erigirá en el verdadero elemento vertebrador de la propuesta. Éste integrará en su traza el desarrollo de la escalera principal dotando al conjunto de la planta de un nuevo orden espacial y potenciado la introducción en el interior de la luz natural filtrada cenitalmente a través de un gran lucernario que estará situado en la cubierta.

La mesa de contratación se reunirá el 22 de marzo para valorar las ofertas

En la planta baja, de 278,50 metros cuadrados, se adecuarán las dependencias de recepción y administración, así como otras estancias -la de la asociación Marzam, por ejemplo- y un salón de actos que podrá dividirse también para funcionar como dos aulas. Habrá también un aula más, los aseos y el archivo.

La primera planta, que abarcará una superficie de 277,86 metros cuadrados, tendrá tres aulas, sala de profesores, un despacho para los docentes, el almacén y unos aseos. En la segunda y en la tercera planta, de las mismas dimensiones, se repartirán en cada una otras cuatro aulas, además de dependencias auxiliares. La planta de la cubierta se reservará para una sala multiusos.

En total, la nueva escuela de adultos dispondrá de 14 aulas para impartir sus clases a los alumnos, suficiente para dejar atrás las incomodidades de las instalaciones actuales.

En lo que se refiere a la fachada, el proyecto aboga por recuperar y restaurar su estado original, muy característico de los años 70.

Desde el equipo de gobierno se aplaudió ayer también el paso dado con la licitación de las obras. La concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, recordó que la escuela de adultos en las dependencias de la calle San Bruno se remonta a 1990. Siete años después se habilitó un segundo edificio -la llamada Casa Colorá- dividiendo desde etonces a profesores y a los casi 1.400 alumnos matriculados en dos zonas separadas. "Llevan décadas esperando un centro acondicionado y adecuado a sus necesidades. Supone una reivindicación histórica", advirtió.

Según Márquez, la propuesta contempla una "profunda" rehabilitación del antiguo edificio que ocupaban los juzgados, que implicará la eliminación de las barreras arquitectónicas que actualmente presenta el edificio. Contará con aulas de informática, confección, cocina, multiusos, sala polivalente para la celebración de actos y actividades formativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios