Las inversiones 'participativas' se enfrían ante el bloqueo de los presupuestos

  • C's y Podemos mantienen la distancia con respecto a un posible acuerdo con el gobierno en minoría

  • Más de 400 días han pasado desde que los ciudadanos aprobaron estos proyectos

Obras en la avenida Pery Junquera, cuya continuación está prevista en las siguientes inversiones. Obras en la avenida Pery Junquera, cuya continuación está prevista en las siguientes inversiones.

Obras en la avenida Pery Junquera, cuya continuación está prevista en las siguientes inversiones. / román ríos

En otoño de 2016 los ciudadanos que quisieron tuvieron la oportunidad de asistir a las asambleas de los llamados presupuestos participativos, de proponer e incluso votar de buena fe las inversiones que querían que se llevaran a cabo en la ciudad. La mejora y potenciación de espacios industriales (el polígono de Fadricas, principalmente), la continuación de las siguientes fases de la remodelación iniciada en la avenida Pery Junquera para proseguir con la adecuación de cuatro carriles de circulación a lo largo de su trazado, la construcción de un gran área de recreo infantil y familiar -la llamada ciudad de los niños- y la puesta en marcha de una nueva sala de estudios para jóvenes fueron los cuatro proyectos más votados y, por ende, aquellos con posibilidades de terminar reflejados con nombre y apellidos en la redacción de los próximos presupuestos municipales.

De la presentación de esos proyectos suscpetibles de convertirse en inversiones municipales por derecho se cumplen hoy 420 días. Y sus posibilidades de llevarse a cabo o, al menos, de iniciarse en lo que resta de mandato son cada vez más escasas debido a la falta de acuerdo político para sacar adelante unos nuevos presupuestos municipales. El año 2017 se ha consumido sin que el gobierno en minoría que comparten socialistas y andalucistas haya sido capaz de romper esta situación de bloqueo. Y las perspectivas no mejoran en el año preelectoral de 2018 que acaba de arrancar y en el que cada partido además tiene ya puesta la mirada en el objetivo de la próxima convocatoria electoral.

Entre estas inversiones están una sala de estudio y la llamada 'ciudad de los niños'

De hecho, alcanzado ya el ecuador del mes de febrero, poco ha cambiado la situación en lo que toca a los siguientes presupuestos municipales. El concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, el socialista Conrado rodríguez, ha insistido en varias ocasiones en que el ejecutivo está trabajando y dando forma a estos presupuestos con el objetivo de elevar su aprobación al pleno tras la oportuna negociación. Precisamente, esa campaña participativa de la que han pasado ya más de 400 días -es decir, que los proyectos e inversiones que hay sobre la mesa hayan sido aprobados por la ciudadanía tras la correspondiente votación- constituye uno de los principales argumentos del equipo de gobierno a la hora de defender sus propuestas.

Pero la oposición, cuando queda tan solo un año para volver a las urnas y el mandato encara ya su recta final, está muy lejos de ceder su apoyo gratuitamente y sigue mostrándose reticente a dar su voto a unos nuevos presupuestos del gobierno municipal. No, al menos, sin condiciones. Es lo que sostienen los discursos políticos de C's y de Podemos, que son las dos formaciones con las que el bipartito que comparten socialistas andalucistas tendría alguna posibilidad de cerrar un acuerdo en este sentido.

La portavoz de la formación naranja, Mayte Mas, reconocía en declaraciones realizadas a este periódico que C's no tiene intención alguna de negociar hasta que exista un elevado porcentaje de cumplimiento de los compromisos que puso como condición para aprobar los presupuestos de 2016, que hasta ahora son los únicos que se han aprobado en lo que va de mandato. Y lo mismo sostiene Podemos (grupo municipal Sí se puede), que durante el pasado otoño puso sobre la mesa un decálogo de propuestas a negociar para cerrar un acuerdo, unas negociaciones -ha advertido- que no han avanzado por la escasa voluntad del gobierno en sacar adelante unos presupuestos que supongan un cambio real para San Fernando.

C's recuerda alguna de las condiciones que planteó para dar su apoyo en 2016 a los presupuestos: la revisión del Plan Especial del Casco Histórico, el PEPRICH, que se ha iniciado pero no se avanza; la apertura de la playa en pretemporada, que sigue siendo una demanda ciudadana a la que el equipo de gobierno no es capaz de dar respuesta; el plan de movilidad, indispensable ante la puesta en marcha del tranvía; y las adecuación de una pista de skate. Sobre este último tema -advierte la portavoz, Mayte Mas- C's lleva semanas esperando una reunión para consensuar el proyecto a ejecutar una vez que se han adjudicado las obras.

Por su parte, Podemos ha recordado esta semana algunos de los proyectos que ha puesto sobre la mesa para dar su apoyo a unos nuevos presupuestos, entre ellos, la adecuación de un albergue municipal -ha planteado el Mercado de la Paz- y la puesta en marcha del bono social eléctrico.

Así las cosas, las posturas parecen todavía bastante distantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios