El gobierno local retoma el diálogo con Podemos para cerrar los presupuestos

  • Su portavoz, Ernesto Díaz, habla de "ciertos avances" aunque admite que sería difícil un voto a favor si no se contempla la remunicipalización del servicio de agua y alcantarillado

Operarios del servicio de alcantarillado, que Podemos quiere remunicipalizar aprovechando los presupuestos, en una imagen de archivo. Operarios del servicio de alcantarillado, que Podemos quiere remunicipalizar aprovechando los presupuestos, en una imagen de archivo.

Operarios del servicio de alcantarillado, que Podemos quiere remunicipalizar aprovechando los presupuestos, en una imagen de archivo. / román ríos

Las negociaciones están en marcha. El gobierno municipal intenta alcanzar un acuerdo para sacar adelante los presupuestos municipales de 2018. En esta semana de Pascua ha habido contactos con Ciudadanos y con Podemos (Sí se puede) con el propósito de acercar posturas. Ayer, la formación morada habló abiertamente de este nuevo encuentro con el ejecutivo que retoma el diálogo iniciado el pasado mes de octubre sin descartar en absoluto la posibilidad de lograr a un acuerdo en las próximas semanas. Su portavoz y secretario general, Ernesto Díaz, llegó incluso a reconocer "ciertos avances" y una mayor predisposición por parte del PSOE al decálogo de propuestas que Podemos ha puesto sobre la mesa. Eso sí, también enumeró las "dificultades" que deben vencerse en estas conversaciones y lamentó la demora con la que se retomaban desde el equipo de gobierno estas negociaciones, que inevitablemente situaban un posible acuerdo en un escenario político más complicado al acercarse la recta final del mandato y la convocatoria de las próximas elecciones municipales. Con todo -advirtió- el voto a favor del grupo municipal Sí se puede dependerá en última instancia de la capacidad del ejecutivo de Cavada de plantear unos presupuestos "de cambio" o "de izquierda" que rompan la tendencia continuista actual. Es decir, como en toda negociación que se precie, de en qué medida son aceptadas e incluidas las propuestas que Podemos ha puesto sobre la mesa y que van desde la remunicipalización del servicio de agua y alcantarillado -cuya concesión expira el próximo año- a la eliminación de las subvenciones municipales a la escuela taurina, el incremento del gasto social especialmente en lo que toca a la puesta en marcha de políticas municipales para luchar contra la violencia machista o la construcción de nuevas salas de estudio...

Díaz aseguró ayer que no hay barreras o cuestiones irrenunciables en estas negociaciones. Todo -dijo- dependerá de cómo evolucione el diálogo y del encaje que en su conjunto tengan las propuestas que desde Podemos se han trasladado al equipo de gobierno para favorecer su inclusión en los presupuestos. Claro que, evidentemente, hay cuestiones que tienen más peso que otras. Y entre ellas incluye la remunicipalización del servicio de agua y alcantarillado. "Sin duda es el tema más complicado a la hora de llegar a un acuerdo", afirmó. "Y para Podemos es una cuestión fundamental. Hay que seguir viendo cómo evoluciona el diálogo, pero sería difícil valorar un sí a los presupuestos si no se contempla esta remunicipalización".

El portavoz de Sí se puede aseguró que intenta vencer en las negociaciones la "resistencia" del ejecutivo a esta propuesta de remunicipalización del servicio. "Como ya han dicho en anteriores ocasiones se aferran a la imposibilidad legal de abordar esta remunicipalización. Sin embargo, hay procesos de remunicipalización que se están llevando a cabo en localidades como Cádiz, Chiclana o Jerez, lo que desmonta por completo ese argumento". A la próxima reunión, que se mantendrá la próxima semana, se han comprometido a llevar un informe técnico en el que se garantiza la viabilidad de este proceso de remunicipalización para su estudio y valoración por parte del equipo de gobierno.

Podemos asegura que apoyará la construcción de la nueva sala de estudio que proyecta el gobierno local siempre y cuando se contemplen también en los presupuestos -y en coordinación con los colectivos de la zona- la apertura de otras dos en Bazán y Constitución.

También insisten en cambiar el modelo que actualmente existe para atender a las personas sin hogar impulsando la puesta en marcha de un centro de acogida que fuera municipal y que gestionara directamente el Ayuntamiento. Sobre este punto -dijo Díaz- el equipo de gobierno ha propuesto la posibilidad de ofrecer suelo a la Junta de Andalucía para acometer la construcción de estas nuevas instalaciones.

Podemos exigirá también de inmediato la constitución de la mesa antidesahucios y de la mesa por el centro de salud de Camposoto, dos propuestas de calado político que ha puesto sobre la mesa a cambio de su apoyo a los presupuestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios