El gobierno acomete la revisión del Peprich con el acuerdo de Ciudadanos

  • El ejecutivo local anuncia el inicio del expediente y da a conocer las claves de un borrador con el que acerca de nuevo posturas con C's

El gobierno local y el grupo municipal de Ciudadanos (C's) escenificaron ayer en una rueda de prensa conjunta celebrada en Alcaldía el acuerdo alcanzado para afrontar la revisión del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (Peprich).

El polémico documento -cuyo rechazo motivó hace una década la creación de la asociación de vecinos del casco histórico, en la que precisamente comenzó su trayectoria el hoy diputado de C's Javier Cano- vuelve a ponerse sobre la mesa para replantear algunas de sus claves más destacadas en busca de un centro más flexible que abra la puerta al desarrollo comercial en lugar de convertirse en una restricción.

C's reconoce que es "un paso adelante" pero afirma que es pronto para un nuevo acuerdoLa revisión busca un centro más flexible para el comercio y para los residentes

Ese es, al menos, el objetivo que comparte el equipo de gobierno con la formación naranja, para la que la revisión del Peprich -como recordó ayer- fue una de las condiciones que se puso sobre la mesa en 2016 a cambio de su voto favorable a los presupuestos que actualmente están prorrogados.

Los responsables de Presidencia y Desarrollo Urbano, los ediles Conrado Rodríguez y Claudia Márquez, y la portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Mayte Mas, comparecieron juntos ante la prensa para anunciar el inicio del expediente de revisión del Plan Especial del Casco Histórico. El acuerdo -aclararon- todavía no es definitivo, pero sí hay avances sustanciales que han tomado forma en un borrador y que han permitido dar a conocer estos planes para el centro.

El acercamiento entre C's y el equipo de gobierno llega además en un momento clave, en el que el ejecutivo de Cavada -en minoría- busca el apoyo político de alguno de los grupos de la oposición para aprobar unos nuevos presupuestos, además de otros temas de ciudad especialmente relevantes que precisan de consensos para ponerse en práctica. Mayte Mas, no obstante, se cuidó mucho de favorecer esta interpretación durante la comparecencia conjunta. Lo del Peprich -dijo- es "un paso adelante", uno de los puntos más destacados del pacto de los presupuestos de 2016 y pone de manifiesto que "es posible otra forma de hacer política desde la oposición". "Esta semana lo ha demostrado C's al alcanzar un acuerdo en Andalucía que permitirá acabar con el impuesto de sucesiones", añadía.

La posibilidad de alcanzar nuevos acuerdos entre Ciudadanos y el equipo de gobierno está ahí. La propia Mayte Mas reconoció que el partido no cerraba la puerta. Eso sí, "siempre y cuando se cumplan los acuerdos". Así que -admitió- todavía es "pronto" para abrir la puerta a un nuevo pacto a tres bandas para los presupuestos municipales.

La revisión del Peprich , detalló por su parte la concejala de Desarrollo Urbano, llega en el momento adecuado tras varios años con el documento en vigor, en los que se le ha podido tomar el pulso a la normativa, detectar lo que funciona y lo que no y plantearse posibles cambios. Para ello se han recabado informes de los técnicos municipales -responsables de licencias y planeamiento, entre otros- que son los que han advertido de los principales escollos que arrastra la aplicación del Plan Especial. Tres son las claves de la revisión, según detalló Márquez: la introducción de nuevos materiales más resistentes y económicos que sustituyan la obligatoriedad de la madera en acabados, la posibilidad de ampliar los escaparates de establecimientos comerciales y de eliminar algunas de las restricciones que contemplan y, por último, la necesidad de flexibilizar los criterios para aparcamientos en el interior de vivienda (garajes). En este último caso, explicó la edil, se exige en la actualidad un ancho de fachada de nueve metros en fincas no catalogadas lo que deja fuera a buena parte de ellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios