El ensanche de la vía obliga a cambiar el emplazamiento del futuro centro de menores

  • Urbanismo traslada el edificio a Camposoto para ampliar la calle Escopeteros Salineros, que une La Ardila con Constitución

La Gerencia Municipal de Urbanismo cambiará en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana la ubicación que inicialmente estaba prevista para el centro de menores -que se pretendía construir en la parcela municipal que existe entre las calles Luis Milena y Escopeteros Salineros, junto al local social de Las Palmeras- para facilitar el ensanchamiento de esta vía que entronca con la avenida Constitución y la carretera de Camposoto a través de la rotonda Ingeniero Antonio Prats y con la calle Real y La Ardila -y el eje Al Ándalus-León Herrero-Arenal- a través de la rotonda de Felipe V.

De ahí la importancia del ensanche propuesto para la calle Escopeteros Salineros y la necesidad de reubicar el emplazamiento propuesto para la construcción del centro de menores.

Esta actuación se realizará finalmente en una parcela más amplia -de mil metros cuadrados- que se localiza en Camposoto, junto a la guardería La Marea y el futuro centro de salud.

Según explicó ayer la delegada general del área de Urbanismo, Carmen Pedemonte, el proyecto -que ya está redactado- sólo tendrá que añadir unas mejoras de forma que el cambio de suelo no supondrá ningún retraso en la actuación prevista.

Para la construcción de este centro de mejores, la Corporación Municipal aprobó recientemente en el pleno la venta de los dos pisos de acogida de los que actualmente dispone en la ciudad. Con los beneficios conseguidos de la enajenación, se pretendía sufragar el nuevo centro, previsto en el solar de Luis Milena.

Para abordar el ensanche de la calle Escopeteros Salineros -que ya recogerá el nuevo Plan General en su aprobación provisional- la Gerencia Municipal de Urbanismo ha iniciado ya las negociaciones con un particular cuya vivienda también se verá afectada por la ampliación de la vía. Estas negociaciones, según aseguró ayer Pedemonte, "van muy bien encaminadas". El local social de Las Palmeras, según explicó Junquera, podría incluso contar con una zona de ocio en su parte trasera una vez que se acometa dicho ensanchamiento.

La Gerencia de Urbanismo está coordinando dicha actuación con la Empresa de Suelo Isleña (Esisa). Pedemonte reiteró ayer la necesidad de abordar este ensanche para mejorar las comunicaciones de la ciudad. "Es algo fundamental", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios