El nivel de contaminantes del aire aumentó en 2007, según los datos recogidos en Sacramento

  • Se mantuvieron los estándares legales de calidad del aire y los niveles de protección para la salud

La Delegación de Desarrollo Sostenible ha realizado un balance de calidad del aire con los datos recogidos en la estación situada en el Parque Sacramento, que establece que en San Fernando se han mantenido los estándares legales de calidad del aire y los niveles de protección establecidos para el aseguramiento de la salud humana.

La estación de adquisición de datos permite el seguimiento continuo de los principales contaminantes potenciales en la ciudad: óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, óxidos de azufre, partículas en suspensión y ozono; con una análisis mensual y anual. En la evolución mensual, la calidad ambiental según el nivel de dióxido de nitrógeno era buena.

En cuanto al monóxido de carbono, se pudo contar con una serie de datos diarios completa, que en el 100 por cien de los casos estableció una calidad del aire buena. También resultó buena la medición del dióxido de azufre, con el nivel mayor de protección posible. Sólo el ozono no ofreció datos totalmente positivos, algo que suele ser normal. A lo largo del año arroja los peores resultados. Tan sólo el 33 por ciento de los días analizados dieron una calidad buena. La más habitual fue la admisible.

Todos estos datos se traducen en que durante el año no se registró ninguna superación de los límites legales, como sí ocurriera en años anteriores. Por eso el índice de incendios y los niveles de temperatura han sido menores.

Al contrario que otros años 2007 mostró un claro ascenso de los niveles de todos los contaminantes, por fenómenos meteorológicos anómalos o focos contaminantes urbanos. Los hábitos cotidianos de los isleños, por tanto, no son todo lo preventivo que deberían.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios