La playa cierra la temporada aunque tendrá servicios mínimos hasta octubre

  • El número de bañistas ha caído en picado en septiembre así que el Ayuntamiento ha optado este año por prestar especial atención a los fines de semana que restan de septiembre

Agentes de la Policía Local asignados al servicio de la playa, de patrulla a bordo de un quad durante el mes de agosto. Agentes de la Policía Local asignados al servicio de la playa, de patrulla a bordo de un quad durante el mes de agosto.

Agentes de la Policía Local asignados al servicio de la playa, de patrulla a bordo de un quad durante el mes de agosto. / román ríos

El mes de septiembre llega a su ecuador y la playa isleña de Camposoto, con la vuelta al cole consumada hace ya unos días, se dispone a cerrar la temporada oficial de baño que arrancó a mediados de junio. Lo hace tras un verano de banderas verdes, que ha gozado de un tiempo excelente, que no ha tenido incidentes relevantes, que ha batido nuevamente el récord de afluencia y que, en líneas generales, ha dejado un buen sabor de boca a pesar de que la playa continúe arrastrando ciertas carencias ya históricas que se esperan resolver ahora con el gran proyecto de remodelación de los accesos.

La llegada de septiembre, como ocurre siempre, se ha dejado notar. La afluencia de bañistas ha caído en picado desde principios de mes, especialmente durante los días entre semana. Durante las últimas jornadas de la temporada oficial la playa ha ofrecido un aspecto de lo más tranquilo.Es lo habitual.

El debate en torno a la ampliación de la temporada de baño sigue sobre la mesa

El Ayuntamiento, no obstante, ha decidido prorrogar determinados servicios hasta octubre. No estarán al cien por cien -confirmaba ayer el delegado de Desarrollo Sostenible, Fran Romero- porque el descenso del número de bañistas que se registra en estos días es más que evidente y no necesita que estos servicios estén a pleno rendimiento durante estos días. Pero desde el Ayuntamiento tampoco se quiere ya echar el cierre a la playa. Así que los módulos con los aseos, duchas y lavapiés seguirán abiertos y a disposición de los usuarios y habrá limpiadoras a cargo de las instalaciones y de su mantenimiento. También seguirá activo el servicio de limpieza de la playa que ha funcionado durante toda temporada, si bien se adaptará a las menores necesidades dela playa dado que la presencia de bañistas es mucho más reducida. Especialmente, explicó Romero en declaraciones realizadas a este periódico, se tendrán en cuenta los dos fines de semana que restan de septiembre, que son las fechas en las que se prevé una mayor afluencia de gente si el tiempo acompaña y las altas temperaturas se mantienen e invitan a continuar disfrutando del sol y del mar.

No obstante, la iniciativa que el año pasado se llevó a cabo por primera vez para prolongar la temporada de la playa durante la segunda quincena de septiembre con todos los servicios habituales al cien por cien se descarta desde el equipo de gobierno dados el escaso resultados con el que se saldó la experiencia. La ampliación de la temporada durante 15 días más prácticamente no se dejó notar en Camposoto. De ahí que este año se haya optado por cuidar sobre todo los fines de semana y mantener unos mínimos durante el resto de días adaptándose a la realidad de la playa isleña.

Y lo cierto es que hace tiempo que en La Isla se demanda que la temporada de baño en Camposoto se amplíe durante más tiempo, un debate que ha saltado incluso al terreno político para convertirse en una de las exigencias que C's puso como condición a su apoyo a los presupuestos de 2016. Pero esta reivindicación ciudadana, que sigue latente, alude más bien a las semanas previas al verano -incluso desde Semana Santa- y no al mes de septiembre, que tradicionalmente en La Isla ha tenido escasa repercusión en lo que a la playa se refiere.

El debate, en realidad, sigue sobre la mesa. Y este año el Ayuntamiento intentó dotar a la playa de unos servicios mínimos desde la Semana Santa. Así, de hecho, se recogía en el pliego de condiciones del contrato para el montaje de las instalaciones. Sin embargo, el retraso de los trámites lo hizo imposible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios