La caballa que arderá el último día supone la gran novedad

  • Con la figura y su quema, Fiestas pretende retomar esta tradición de hace décadas

Comentarios 1

El Ayuntamiento ha hecho memoria de la antigua Feria del Carmen y de la Sal, la que se celebraba en el parque Almirante Laulhé e incluía una cabalgata en la festividad de la Virgen del Carmen, y ha sacado del baúl de los recuerdos a toda una estrella de esta fiesta que quedó relegada al olvido al producirse el traslado del recinto ferial a La Magdalena. Los más mayores la recordarán, quizás menos colmada de detalles y coqueta, pero la caballa fue la protagonista indiscutible de muchas de aquellas veladas.

En esta edición, en que se conmemora el 25 aniversario del Real en La Magdalena, la Delegación Municipal de Fiestas ha recuperado esta figura y ayer mismo se produjo su regreso triunfal a la Feria de la mano del concejal de este Área, Jesús Perulero, quien hizo un recorrido por las casetas para comprobar que todo estaba a punto para el pistoletazo de salida de esta noche.

El muñeco que representa esta caballa, por tanto, quedó ayer instalado en la rotonda de enfrente de la caseta municipal y, a lo largo de toda la Feria, será testigo mudo de lo bien que seguro se lo pasan los isleños y visitantes en esta fiesta.

De cinco metros de alto en total, la caballa se sujeta sobre una plataforma que a su vez tiene dos pedestales abajo tocando el suelo. Ataviada como una mujer isleña más, exhibe numerosos complementos, entre ellos una peineta, sendos pendientes de gitana así como un traje de flamenca en toda regla.

Su confección ha corrido a cargo de la empresa La Torre Imaginaria, que ya ha hecho trabajos anteriormente para el Ayuntamiento que se han mostrado en las cabalgatas de Reyes o Carnaval. Además, la original iniciativa está patrocinada por la empresa La Luna, que también cuenta con una caseta en el Real.

La idea de quemar la figura de una caballa como colofón a la Feria procede, según el edil de Fiestas, de la época en que el sector conservero jugaba un papel fundamental en la economía de la ciudad. Por eso y porque no hay plato más típico de La Isla que la caballa, se decidió dar a ésta un lugar en la celebración de la Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios