La asociación El Cristo y Santa María dona 2.141 euros al albergue

  • La entidad vecinal entrega el dinero de las cuotas de socios como paso previo a su baja

Entrega del donativo de la casi extinta asociación vecinal El Cristo y Santa María al albergue Federico Ozanam. Entrega del donativo de la casi extinta asociación vecinal El Cristo y Santa María al albergue Federico Ozanam.

Entrega del donativo de la casi extinta asociación vecinal El Cristo y Santa María al albergue Federico Ozanam. / d.c.

Se fundó hace más de una década para luchar contra los planes urbanísticos del Ayuntamiento. Entonces tenía multitud de asociados, hoy apenas son siete. Por eso la asociación vecinal El Cristo y Santa María ha decidido darse de baja y, como paso previo, donaba ayer el dinero recaudado durante años con la cuota mensual.

Un total de 2.141,46 euros recibió ayer la Conferencia Nuestra Señora de los Desamparados -que gestiona el albergue Federico Ozanam de la sociedad San Vicente de Paul-, en manos de su presidente, Manuel Pinedo. Hizo entrega de ello la directiva de la entidad de vecinos El Cristo y Santa María que había optado por donar a esta labor solidaria el dinero recogido con la cuota de tres euros al mes que pagaron los asociados durante años. "Teníamos este dinero por si había que afrontar alguna situación", explica el presidente, Germán León, que hace referencia a la razón que llevó a crear la asociación: la defensa de sus viviendas. "Fue hace unos 13 años. Nos encontramos con que el Ayuntamiento quería tirar nuestras casas para construir bloques de pisos. Entonces nos unimos los vecinos, las afectadas eran algo más de un centenar de casas bajas", recuerda. Consiguieron que el alcalde, Antonio Moreno, les recibiera; presionaron a la oposición; se tiraron a la calle para protestar y llevaron su caso a los medios de comunicación. Finalmente lograron que el Consistorio dejara a un lado sus planes urbanísticos en un pleno.

"Se rechazó la idea. Ganamos. Y poco a poco los asociados fueron dándose de baja. Nos hemos quedado siete y llevamos así más de dos años", comenta León. La directiva tomó la decisión de dar de baja la entidad en una reunión bajo acta, en la que se indicaba con qué dinero se contaba. "Pero es una asociación sin ánimo de lucro y no nos íbamos a repartir el dinero nosotros, por eso se nos ocurrió dárselo al albergue Federico Ozanam que sabemos que lo necesita", detalla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios