El alcalde insiste en la falta de interés de Defensa tras 100 días del último contacto

  • Recuerda que el Ministerio condicionó el encuentro al cese de la reserva de Fadricas

Cien días se cumplieron ayer desde que el alcalde de la ciudad, Manuel de Bernardo, enviara la última solicitud de reunión al director general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Jaime Denis, en una misiva que además servía para responderle a éste por una carta anterior, en la que condicionaba los encuentros con el Ayuntamiento isleño al archivo "del inicio de expropiación de los terrenos de los polvorines de Fadricas", según consta en el escrito. En ella se asegura además que será entonces cuando Defensa tenga "total disponibilidad para la celebración, con carácter inmediato, de cuántas reuniones sean precisas para analizar todos los temas que afecten a la ciudad".

Es precisamente esta vinculación la que ocupa más líneas en la respuesta del alcalde isleño remitida entonces, quien decidió abordar en la carta una somera explicación acerca del momento actual que atraviesa la intervención municipal en los polvorines. En primer lugar, una aclaración, "porque en ningún caso se está tramitando expediente de expropiación alguno de esos suelos". Esto es, advierte, una información errónea, ya que es un expediente de delimitación de reserva de terrenos para el Patrimonio Municipal de Suelo.

De esta manera, continúa, la intención del Ayuntamiento no es expropiar sino cerrar los acuerdos necesarios con los propietarios afectados, entre los que se encuentra este Ministerio. Y para ello, obviamente, es necesario que se produzca un encuentro entre las partes. "No sería coherente que le pidiéramos una reunión para hablar de unos terrenos que el Ayuntamiento pretende expropiar sin más", explica De Bernardo. Una reunión que sigue sin producirse y de la que por el momento no hay siquiera fecha ni contacto establecido.

El alcalde recordó además el marco de muchos acuerdos ya existentes impulsados por Defensa, como el de construcción del enlace Tres Caminos-La Carraca -incluida en la aprobación inicial del nuevo planeamiento-, así como el clima de diálogo y trabajo impuesto por el Ayuntamiento isleño para dar fluidez a las conversaciones y acuerdos. E insistió en el planteamiento de una alternativa sobre los terrenos por parte del Ministerio. "Porque para esta ciudad resulta vital aprovechar terrenos que ya han dejado de ser útiles", matizaba. Ésta es la razón además que debe llevar a Defensa a retomar éste y otros temas, explicaba el alcalde, a pesar de no compartir el procedimiento iniciado en Fadricas.

Otros asuntos como el desarrollo de los terrenos del antiguo polígono de tiro naval Janer, que también ocupan un espacio -aunque menor- en la carta remitida el 21 de septiembre de 2007, "unas instalaciones que ojalá hubiera mantenido la Armada en uso antes de que se hubieran convertido en objeto del uso partidista, sin que tengamos noticias aún sobre el protocolo de actuaciones de Zona Franca", detalla.

Al respecto del Janer, De Bernardo aprovecha además para darle un tirón de orejas al Partido Socialista (PSOE), ya que en la primera visita civil a las instalaciones no se realizó comunicación alguna al Ayuntamiento. "¿Lo considera lógico?", le pregunta, del mismo modo que le advierte acerca del exceso de competencias de los socialistas locales, "que pretenden hacerse portavoces de este Ministerio haciendo públicas informaciones referidas a las relaciones oficiales entre ambas instituciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios