Visto bueno al Plan del Casco Histórico a pesar de la abstención de los socialistas

  • El PEPRICH se aprueba de forma definitiva con el compromiso de PA y PP de abordar cuanto antes la revisión del catálogo de protección · El PSOE asegura que el documento no soluciona, sólo 'parchea'

Comentarios 3

A la segunda va la vencida. Esto espera al menos el equipo de gobierno municipal en coalición PA-PP, que ayer aprobó de forma definitiva el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (PEPRICH) pasando por encima del grupo municipal socialista. El único partido en la oposición decidió finalmente abstenerse en vez de votar en contra directamente.

Dos años y medio después de la primera aprobación definitiva que más tarde tuvo que ser revocada por el propio Pleno a raíz de la impugnación de la Consejería de Cultura, el documento, una vez refundido, por fin podrá ver la luz y empezar a aplicarse

Atrás quedan casi ocho años de debate, negociaciones, alianzas, trabajo y, sobre todo, polémicas. Dos posturas irreconciliables las que ayer por la mañana defendieron PA y PP, por una parte, y PSOE por otra. Mientras el Gobierno local del bipartito apostó por seguir adelante dejando sobre la mesa el catálogo de fincas protegidas, los socialistas criticaron lo que a su juicio es un Plan "que no soluciona el problema, sólo pone un parche", según palabras literales del concejal Carlos García Caballero.

La primera en intervenir en la sesión, la delegada general de Urbanismo Marí del Carmen Pedemonte, dejó claro desde el principio el compromiso adquirido por el equipo de gobierno para abordar la revisión del mencionado catálogo cuanto antes. "Pero es aconsejable y necesario que se apruebe ya el Plan porque lleva demasiado tiempo en redacción. Su visto bueno contribuirá a impulsar actuaciones paralizadas y, en fin, a la dinamización social y económica de la ciudad", manifestó.

A través de una modificación planteada al único punto del orden del día, el de la aprobación, propuso añadir la siguiente puntualización: "Suspender las determinaciones en relación a los niveles de catalogación 3, 4 y 5 debiendo procederse a la elaboración de un nuevo catálogo".

La primera teniente de alcalde explicó que, con esta medida prevista en el artículo 33.2 de la normativa 7/2002 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), sería posible empezar a actuar en algunos edificios con niveles de protección 1 y 2, como es el caso de Casa Lazaga o el patio Olea -donde se proyectan un hotel temático y una biblioteca respectivamente-, mientras que las fincas con nivel 3, 4 y 5, propiedad sobre todo de particulares, volverían a examinarse con vistas a obtener un menor grado de protección para ellas de forma que sea posible, por ejemplo, llevar a cabo una reforma sin tantas complicaciones.

El PSOE, por su parte, apuntó al talón de Aquiles del PP: su compromiso con los afectados previo a las elecciones municipales de mayo de 2007. "Cuando se impugnó este documento en el verano de 2005 ustedes (refiriéndose al grupo municipal popular) sostuvieron que había que volver a la aprobación provisional, que había que abrir un período de alegaciones, que informar mejor a los vecinos...", recordó García Caballero, quien terminó planteando la pregunta que -afirma- todos los ciudadanos se hacen: "¿Por qué no se rehace el catálogo antes de aprobarse definitivamente el PEPRICH?" Los socialistas creen que lo que se quiere poner es "un parque, no solucionar verdaderamente el problema" y auguran que el tema seguirá trayendo cola debido al tan traído catálogo de edificios protegidos.

Pero no sólo señalan "la mala gestión" de los andalucistas -ahora acompañados de sus socios de gobierno del PP-, también hablan de que este Plan tampoco es sostenible en el plano económico. De los 65.750.000 euros de inversión que representa, el Ayuntamiento va a asumir 31.111.000 euros, es decir, casi la mitad. Esto supone que, teniendo en cuenta una amortización a 12 años, anualmente tendría que destinarse al PEPRICH alrededor de dos millones y medio de euros. Si observamos que los presupuestos de la Gerencia Municipal de Urbanismo para 2008 ascienden a 3,3 millones de euros, habría que destinar un 78% del montante global sólo al Plan Especial y, como afirma el PSOE, ¿qué quedaría entonces para otro tipo de inversiones?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios