San Onofre vuelve a abrirse al tráfico tras las obras de reurbanización

  • Hace una semana aproximadamente la calle recobró su conexión directa con San Marcos · El arcén y el acerado del tramo más cercano a la Ronda se irán construyendo paralelamente a las viviendas

Después de más de diez meses de trabajos, la calle San Onofre ha vuelto a abrirse al tráfico. Fue hace alrededor de una semana aunque, algunas semanas antes, lo hubiera hecho ya el tramo comprendido entre la rotonda de la avenida de la Marina y la esquina de la calle Alsedo. Pero, desde hace sólo unos días, ya es posible otra vez acceder directamente a San Marcos sin tener que dar el rodeo por la Ronda del Estero.

Una vez eliminado el cuello de botella o estrechamiento que existía en la calzada -la actual dispone de un carril en cada sentido mientras que antes sólo había uno para ambos-, aún permanece en la zona el conjunto semafórico que concedía el paso alternativamente a los coches procedentes de una u otra dirección. Dichos elementos, fuera de funcionamiento ya en cada extremo de la vía, están a la espera de ser reubicados en otro punto de la ciudad por los servicios municipales.

Con la apertura a la circulación rodada de esta vía se daban por zanjadas no sólo las obras de la calzada en sí sino también las de reurbanización de toda la zona, la conocida como unidad de ejecución 44 (UE-44), una actuación que ha contado con la coordinación de la Empresa Municipal de Suelo (Esisa) y ha sido ejecutada por la empresa Jucarbe.

Pese a que desde Esisa se habla de final de los trabajos, todavía quedan algunos flecos pendientes, como el propio gerente de la Empresa de Suelo, Lorenzo Braojos, reconoce. El tramo más próximo a la Ronda del Estero aún no tiene acerado ni arcén. Podían haberse habilitado ya pero antes convendría que estuvieran listas las promociones privadas de viviendas que se construirán a lo largo de este trecho. Al no estarlo aún, las distintas inmobiliarias se han comprometido a acometer la urbanización de los alrededores -incluido este espacio- llegado el momento y así, a posteriori, no sufrirá desperfecto alguno por las obras de los pisos.

Además de concluir la urbanización, tampoco se han terminado las labores de señalización ni se han corregido las líneas de los carriles procedentes de San Marcos para hacerlos coincidir con los de San Onofre.

Con todo y después del paréntesis de dos meses -de octubre a las Navidades- debido a modificaciones de última hora en el proyecto, las protestas de los vecinos consiguieron que la actuación se retomara, agilizara y, de hecho, sea posible hablar hoy en día de un tráfico más ágil entre Buen Pastor y San Marcos, con las consecuencias que ello acarrea para Real y la Ronda del Estero, desvíos alternativos mientras ha estado cerrada San Onofre.

Así, el propósito tanto de la constructora como de Esisa era que los trabajos estuvieran finalizados de cara a la próxima Semana Santa, plazo que al final ha podido cumplirse.

Lo que resta ahora, aparte de perfilar algunos aspectos de la actuación, es hacer realidad otras tres conexiones con la Ronda en este perímetro -después de la de Alsedo-, la de la calle Carmen, primero, y luego la de la avenida de la Marina y Santo Entierro. En esto anda estos días la Gerencia Municipal de Urbanismo, que no Esisa, al igual que ésta última se encargara ya anteriormente de la expropiación y realojo de todos los vecinos de San Onofre.

El escollo que hay que salvar en el caso de la calle Carmen, sin embargo, es únicamente el desalojo de una persona de un huerto situado en la esquina de esta vía. Las conversaciones en este sentido van por buen camino y se encuentran ya muy avanzadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios