Protestas por la información errónea de los admitidos por sorteo en El Liceo

  • Explicaron que la asignación de plazas era por orden alfabético, cuando es numérico

Las listas de admitidos en los distintos colegios de la ciudad quedaron expuestas el martes. Muchos padres sabían la suerte que había corrido su solicitud de una plaza para sus hijos en el centro educativo de primera preferencia, tanto si estaba admitida como rechazada. Sin embargo, otros progenitores se llevaron una sorpresa al comprobar que no la habían obtenido. Es el caso de El Liceo, donde una errónea información sobre la aplicación del sorteo para la asignación de plazas ha motivado las protestas de padres que han visto cómo sus hijos no entrarán en el centro deseado.

La explicación que el lunes se dio antes del sorteo fue que la consecución de plazas sería en orden alfabético, descendente o ascendente según la suerte del proceso, desde el número que saliera. Salió el 110 y ascendente. Muchos consideraron entonces que sus hijos estarían en el colegio el próximo curso, algo que quedó después desechado tras la publicación de las listas. La realidad es que la normativa establece que sea en orden numérico, que no corresponde con la lista alfabética de los apellidos. De ahí la confusión y posterior malestar de los afectados.

Desde el centro, el director admite el error a la hora de informar sobre el procedimiento a los progenitores o representantes de las familias que estaban presentes. Sin embargo, esa explicación errónea no supondrá la realización de un nuevo sorteo o la admisión de los niños que creían tener plaza al principio. Lo confirmaron ayer desde la Delegación Provincial de Educación: "Una mala explicación no genera derechos".

Sin embargo, El Liceo rechazó otras quejas acerca de la contemplación como familias monoparentales -que cuentan con puntos por esta razón- de aquellas de padres en proceso de separación o ya divorciados. La respuesta de la Delegación, ante la posibilidad de que haya sido así en cualquier centro educativo, es que se presente un recurso al delegado provincial con la denuncia pertinente, que puede ser por esta razón u otras.

No fue la única declaración de padres ante el desenlace de esta primera fase de admitidos en los colegios de San Fernando. La decisión de la Junta de Andalucía de eliminar una línea de Infantil en el colegio Juan Díaz de Solís confirmada tras este proceso de admisión ha provocado el malestar de los progenitores afectados. Especialmente críticos por quedar fuera del centro 24 solicitantes lo que supone prácticamente una línea, alumnos que conforman esa unidad desaparecida. Alegan además que en muchos casos se rompe la unidad familiar, al tener hermanos e incluso padres trabajando en el propio colegio. Esperan que la Administración andaluza deseche la supresión de la segunda unidad antes de la nueva fecha de presentación de solicitudes. Desde Educación señalan que esta decisión es un asunto de adscripción, de reparto equitativo. Se planifican esas cuestiones, explican, según los centros públicos existentes en la zona.

24

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios