Pendientes del enlace de Janer y del parking de La Magdalena

  • Ninguna de las actuaciones complementarias que exigió el Ayuntamiento para dar su visto bueno al tranvía se ha puesto todavía en marcha a pesar de los avances de la obra

Dos condiciones puso en 2006 el Gobierno municipal a la Consejería de Obras Públicas y Transportes para dar el 'sí' definitivo a las obras del tranvía metropolitano de la Bahía: la ejecución de un nuevo enlace por carretera que conectará la avenida Constitución con la autovía de Cádiz -una prolongación de la Ronda del Estero que discurrirá tras el acuartelamiento del Janer- y la construcción de un aparcamiento disuasorio en el entorno de la Venta de Vargas o inmediaciones.

A pesar de lo mucho que han avanzado las obras del tranvía en 2009, ninguna de estas dos actuaciones complementarias ha conseguido despegar aún. El alcalde, Manuel de Bernardo, ha asegurado sin embargo que en los últimos meses se han producido "importantes avances" en torno a ambas cuestiones y que, en 2010, los dos proyectos terminarán de tomar forma.

Para el Gobierno municipal se trata -así lo ha defendido desde hace cuatro años- de dos actuaciones fundamentales para que el tranvía funcione. La primera -el nuevo enlace con la CA-33- por la necesidad de facilitar al tráfico rodado que accede a la ciudad una alternativa ante las restricciones que ya soporta la calle Real. Y la segunda, para garantizar que la semipeatonalización de la arteria principal de la ciudad sea efectiva.

En el pasado mes de junio, el proyecto que se ha dado en llamar enlace del Janer fue sometido a exposición pública. La actuación, posteriormente, ha tenido que ser revisada y ajustada, modificando en parte su trazado de 1,2 kilómetros por parte del Parque Natural. El regidor isleño, no obstante, afirmó a este periódico que el proyecto -actualmente- no cuenta con ningún impedimento y que en próximas fechas recibirá un impulso definitivo. De hecho, se espera que pueda ser licitado en los primeros meses de 2010.

La segunda de estas actuaciones previstas en el entorno de la calle Real a raíz de su semipeatonalización y reurbanización, la construcción de un aparcamiento disuasorio en el entorno de la Venta de Vargas, resulta desde luego menos conocida.

La Delegación Provincial de Obras Públicas y Transportes, en 2008, redactó un proyecto para construir un aparcamiento subterráneo en la zona de La Magdalena. Pero nada más se sabe de la actuación desde entonces. El alcalde, Manuel de Bernardo, confirmó que Ayuntamiento y Junta trabajan conjuntamente para sacar adelante este proyecto.

"Habrá aparcamiento disuasorio en el entorno de la Venta de Vargas", afirmó con rotundidad el regidor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios