El nuevo Parque de Bomberos está listo a la espera de su inauguración

  • Será el primer parque con el que cuente la ciudad, que ya no usará el de Tres Caminos · La obra está a falta de últimos retoques en pintura y la llegada y colocación del equipamiento para empezar a funcionar

Hasta el momento, San Fernando compartía parque de bomberos con la vecina Puerto Real en Tres Caminos, pero la inauguración de las nuevas instalaciones, situadas en Camposoto -en una zona conocida como Manchones de Torillos- servirá para que la ciudad estrene en exclusiva unas dependencias propias. A la vista de todos se evidencia ya la inminente finalización de este nuevo parque, en el que se ha instalado incluso el flamante membrete común a otros parques en un amarillo más que llamativo.

Sólo restan los últimos retoques de pintura en algunas zonas del edificio como la torre de prácticas y la llegada y colocación del equipamiento, aunque de esta última labor no se encargará la empresa constructora, la isleña Angón, si no el propio Consorcio de Bomberos. En este último tramo de la intervención se celebrará también el acto oficial de inauguración, del mismo modo que se tiene previsto lo propio la próxima semana en otras instalaciones similares como las de San Roque. Para San Fernando, sin embargo, todavía no hay una fecha cerrada.

Poco más de un año han tardado en construirse unas dependencias originales y sencillas que tienen en la funcionalidad su principal cometido. De esta manera, mientras se trabajaba en el allanamiento y preparación del terreno -que requiere de una cimentación especial debido a las características del terreno, junto al Parque Natural- se realizaban los siete módulos que serían después la base de la construcción de todo el edificio, seis de ellos dispuestos paralelamente y un séptimo, al lado, en el que se ubicará el gimnasio para los profesionales. Completando las instalaciones un patio interior presidido por una torre de prácticas de cinco plantas, propia de equipamientos de este tipo, en el que los bomberos podrán poner a prueba su trabajo y la eficacia de sus vehículos.

En cuanto al cuerpo central del nuevo parque, cabe destacar la unión de estas seis estructuras mediante lucernas -lo que dota al espacio interior de luz natural- y la utilidad de las diferentes estancias. Los tres primeros módulos tendrán como principal misión la de aparcamiento de los vehículos, y para acceder a él se utilizará una puerta especial construida en la segunda de las naves.

Es también llamativa la disposición de este acceso, desde el frontal del edificio -constituido por los laterales de las seis estructuras y sus respectivas uniones- pero aprovechando el ancho de la segunda de ellas. En esta primera zona se han construido también dos entreplantas a las que se accede por sendas escaleras, que servirán además de vestuario y cocina para los bomberos. Las otras tres naves las utilizarán los efectivos como oficinas y aseos, tendrán también entreplanta y contarán con un espacio central diáfano para la entrada y salida del personal, que se realizará a través también de una puerta de especiales dimensiones.

En cuanto a los alrededores del edificio, la constructora ha finalizado ya desde hace semanas el asfaltado del firme que lo rodea, y sólo resta retirar el vallado de protección de obra para que el edificio quede completamente al descubierto. Su ubicación, privilegiada, fue designada por el Consorcio de Bomberos debido a las buenas conexiones desde la autovía y la rapidez de acceso a la ciudad a través de la Ronda del Estero, la calle Real o Pery Junquera. Situada a los pies del Parque Natural, estas instalaciones tienen una capacidad para unos 60 efectivos del Cuerpo de Bomberos, y podrían estar funcionando en pocos meses, cuando terminen de completarse los últimos detalles de su preparación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios