El PSOE denuncia la situación de los empresarios del vivero

  • Critica que el edificio se rige por el horario municipal por lo que los emprendedores ven limitada su capacidad de maniobra

Emprendedores con oficinas en dependencias municipales limitados a los horarios de la Administración local. Ésa es la queja de los jóvenes empresarios que tienen su local en el Vivero de Empresas, reclamación de la que se ha hecho eco el PSOE municipal. Como solución, tanto los afectados como la formación socialista proponen entregar una llave de las instalaciones a cada uno.

Son 18 personas que ubican su negocio en el Vivero los que sufren problemas a la hora de desarrollar la actividad ya que no pueden acceder en determinados momentos a sus oficinas. El PSOE asegura que algunos emprendedores no han podido atender a un posible cliente y realizar un presupuesto un día no laborable para la Administración local -un sábado, por ejemplo- al estar cerradas las dependencias. "Tienen que esperar al lunes, si el interesado acepta, perder un posible encargo o pedir el favor a algún conocido", señala el portavoz del PSOE, Fernando López Gil.

Los socialistas insisten en que el horario del Vivero de Empresas no corresponde a las necesidades reales de este colectivo. Algo de lo que responsabiliza al propio alcalde, Manuel de Bernardo. "No es la forma más adecuada de incentivar la creación de autoempleo por los jóvenes isleños. No limitando su trabajo a los horarios de la Administración", señaló el dirigente socialista. Lo mismo ocurre, según las protestas de los empresarios, en todas aquellas fechas que se ajustan al calendario festivo del Ayuntamiento.

Los problemas se extienden, además, al relativo nivel de servicios que ofrece el Vivero respecto al precio que pagan tanto por el alquiler de las oficinas como por una serie de prestaciones comunes -ya sea fotocopiadora como secretariado-. Mientras en San Fernando los precios oscilan entre los 160 y los 274 euros, en localidades vecinas cuyos ayuntamientos también poseen organismos de esta índole los precios se encuentran muy por debajo de esas cantidades. En El Puerto, un emprendedor consigue una oficina municipal -que en San Fernando le costaría 274 euros- por 66 euros al mes y con un nivel de servicios muy superior al prestado por el Consistorio isleño.

Todo ello ha llevado a los afectados a requerir hace meses una reunión con el máximo responsable municipal sin que hasta el momento hayan recibido respuesta por parte de Alcaldía. Por eso, López Gil solicita a De Bernardo flexibilidad y ganas de ayudar a la generación de puestos de trabajo: "Dos cualidades que hasta el momento brillan por su ausencia en el Gobierno municipal. Un emprendedor que sacrifica su patrimonio personal, su tiempo y un empeño que no siempre se ve recompensado necesita el apoyo y la apuesta decidida del Ayuntamiento, y no trabas permanentes".

El portavoz socialista recalcó también la necesidad de mejorar el servicio, empezando por entregar las llaves del edificio, para evitar el éxodo de los emprendedores a otras localidades. No es la primera vez que el PSOE critica el funcionamiento del Vivero ya que hace tres años denunció su cierre por carecer de algo tan simple como es el agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios