San Fernando

El PSOE define los problemas de medio ambiente de La Isla

  • El informe elaborado con la participación de ciudadanos y colectivos recoge los puntos conflictivos en sostenibilidad: las torres de La Casería es uno de ellos

Comentarios 1

"Las torres de La Casería son una barbarie urbanística". "La Almadraba se encuentra en un estado de dejadez extremo". Ésas son algunas de las conclusiones del informe sobre medio ambiente que el Partido Socialista (PSOE) ha elaborado con la ayuda de ciudadanos y colectivos sociales y conservacionistas. Estos problemas de sostenibilidad de la ciudad se han agrupado en diez puntos, por zona o por tipo de contaminación. A todos ellos se les ha calificado con una bandera negra.

Para que La Isla sea una ciudad agradable, con calidad de vida, debe ser una ciudad sostenible, señaló en primer lugar el portavoz socialista, Fernando López Gil, para explicar las razones de este análisis. Un grupo de trabajo de la formación, dirigido por la concejala Marta Brico, se encargó del documento. Contaron para ello con la colaboración de vecinos y expertos en temas medioambientales. En muchos casos eran cuestiones que afectaban a la barriada donde residían: la falta de limpieza y los problemas en la recogida de residuos, principalmente de mobiliario; el ruido; o la falta de cuidados en zonas verdes. En otros, sobre todo de los miembros de grupos ecologistas, se hablaba de la falta de reciclado de escombros, de las vertidos de aguas residuales cerca del Puente Zuazo o del estado de los árboles y plantas.

A través del correo electrónico, a título personal, como colectivo, exponiendo su preocupación directamente en la sede. En los últimos meses multitud de personas se han interesado en aportar su visión y proponer soluciones. Porque en el informe se pide al Ayuntamiento que no siga construyendo torres en La Casería como las que ya están terminadas o casi. "San Fernando ha perdido ese balcón a la Bahía", se quejó Marta Brico y reiteró la necesidad de tener un objetivo más sostenible en materia de urbanismo para la ciudad. Ésa era la primera bandera negra medioambiental. La segunda es para la situación de La Almadraba: con un caño detrás de las viviendas que quedó para recoger aguas pluviales y se ha convertido en una escombrera; con un yacimiento arqueológico sin poner en valor, abandonado y expoliado; o con un parque, el del Cerro, sucio, descuidado y con papeleras sin vaciar. Es necesario el saneamiento del caño y conducir las aguas a través de una tubería. Hace falta arreglar el parque y los vecinos proponen abrir un kiosco para ambientar el lugar los fines de semana y crear una escuela taller de jardinería.

El vertido de escombros al Parque Natural es un tema sin arreglarse que ha merecido, a juicio del PSOE, otra distinción negativa. "Se trata de un tipo de contaminación muy fuerte, que se produce de forma masiva por parte de vecinos y pequeñas empresas", comentó Brico. Este material puede ser reciclado y reutilizado, por lo que en este caso reclaman una ordenanza municipal sobre la gestión de los escombros.

"La limpieza deja mucho que desear", afirmó la concejala socialista, mientras en una pantalla aparecían imágenes de distintas ubicaciones de La Isla. La plaza del Rey con residuos por el suelo, acumulación de basura en contenedores de La Magdalena, botellas de vidrio en parques y restos de mobiliario fueron algunos de los ejemplos. Para evitar pidió un mayor control sobre la empresa concesionaria del servicio.

La dejadez en las zonas verdes, con una falta de poda de los árboles o un corte incorrecto; la contaminación acústica con zonas como La Magdalena afectada por la cercanía del botellódromo; los vertidos de aguas residuales al Parque Natural, como sigue produciéndose, y denunciándose por los colectivos ecologistas, en la zona del Puente Zuazo, que provienen de la estación de bombeo de Venta de Vargas; la contaminación lumínica, para la que se ha elaborado una ordenanza; y los fallos del servicio de transportes, con pocos usuarios y errores en las líneas, se llevan las siguientes banderas. La última es para el Ayuntamiento, por no implantar una gestión integral más sostenible: con el uso de papel reciclado o actuaciones de ahorro energético. "Que consiga la certificación ISO 14.001", exige el PSOE.

Todo esto, los fallos y las soluciones, serán enviados al Ayuntamiento de San Fernando y se presentará como moción en el pleno de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios