El PGOU incorpora el 68% de las alegaciones presentadas al documento

  • El Plan General avanza en su tramitación para afrontar su aprobación provisional en dos meses, según Pedemonte · PA y PP arremeten duras críticas contra la ausencia del PSOE en la comisión de seguimiento

Comentarios 1

El 68 por ciento de las 562 alegaciones presentadas al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) quedará incluido en el documento que se llevará próximamente a Pleno para su aprobación provisional.

Un 32 por ciento de propuestas -entre las que se encuentran algunas del PP, como puntualizó ayer la propia delegada general del área de Urbanismo, la popular Carmen Pedemonte- han sido desestimadas o declaradas improcedentes. Existe además un tres por ciento de alegaciones que han sido consideradas parcialmente en el PGOU.

El arquitecto y urbanista que dirige el equipo redactor del Plan General, Manuel Ángel González Fustegueras, dio cuenta ayer a la comisión de seguimiento del PGOU -integrada por los portavoces de los grupos municipales- del informe de alegaciones elaborado de cara a la aprobación provisional del Plan, un paso decisivo en la tramitación del documento que permitirá llevarlo a Pleno en breve, una vez que dicho informe sea revisado por técnicos de la Gerencia.

Antes, acordó la comisión de seguimiento, pasará también por el consejo de gestión de la Gerencia Municipal de Urbanismo para dotar al proceso de una mayor transparencia, según informó Pedemonte.

La delegada general de Urbanismo aseguró que el documento asume las principales alegaciones presentadas al PGOU y, sobre todo, soluciona aquellas que mayor incertidumbre habían generado entre los vecinos. Es el caso de las actuaciones urbanizadores previstas en Gallineras, La Casería, en el entorno de la plaza de toros, la barriada San José o en las calles Cádiz y Cartagena, en las que se eliminará la apertura de fondo de saco prevista.

El informe -como puntualizó ayer Pedemonte- incluye la nueva clasificación de la barriada de La Almadraba como suelo urbano residencial, tal y como se demandaba y como Costas ha llegado a reconocer, y el incremento de edificabilidad exigido para el Janer.

Pedemonte, acompañada del delegado de Presidencia y vicepresidente segundo de la Gerencia, Francisco José Romero (PA), recordó también las actuaciones contempladas inicialmente en el PGOU que finalmente no podrá recoger el documento de cara a su aprobación provisional por no contar con los informes favorables de las administraciones competentes (Costas, Defensa y Medio Ambiente, principalmente). Es el caso del enlace entre Tres Caminos y La Carraca-Navantia, del área industrial y del nuevo cementerio previsto en sus proximidades y de algunos tramos clave de la ronda norte de la ciudad.

Dos meses como máximo es el plazo de tiempo que la delegada general del área de Urbanismo baraja ahora para afrontar la aprobación provisional del documento en Pleno. Habrá también un periodo de exposición pública del documento y, nuevamente, una aprobación definitiva antes de continuar su tramitación, según informó ayer. La idea que se baraja es que toda esta fase de la tramitación del PGOU pueda estar acabada antes de verano para que la ciudad pueda contar con un nuevo Plan General antes de que finalice el año.

Pero la reunión de la comisión de seguimiento tuvo ayer un importante cariz político motivado por una notable ausencia, la del PSOE, que no estuvo presente en este encuentro a pesar de que desde su grupo se había insistido reiteradamente en la necesidad de su convocatoria para dar una mayor transparencia al PGOU. Ni PP ni PA escatimaron en críticas hacia la oposición por no haber acudido a una reunión clave como la de ayer, en la que además se trataron las alegaciones que se incorporarán al Plan General. El PSOE justificó la ausencia de su portavoz argumentando que el edil, Fernando López Gil, se encontraba enfermo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios