Obras Públicas da el visto bueno a la modificación del PGOU para Janer

  • Este nuevo paso desbloquea las negociaciones sobre el futuro parque empresarial

Faltan apenas dos semanas para que se cumpla el primer aniversario de la aprobación en pleno de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en los terrenos que durante años ocupó el acuartelamiento de Janer, un cambio que servía para allanar el camino de su conversión en parque empresarial. En el epicentro del problema, el aprovechamiento del suelo que registraba el planeamiento vigente, por debajo de las demandas de la entidad emisora, la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Defensa y de la receptora, el Consorcio Zona Franca. La petición de ambos consistía por tanto en un incremento de la edificabilidad, para lo cual el Ayuntamiento isleño no puso trabas, consciente también de la importancia de un parque de estas características para la ciudad.

Ahora bien, esta modificación, antes de ser abordada por las dos partes interesadas, necesitaba del informe favorable de la Consejería de Obras Públicas, un visto bueno que por fin se hizo público en la mañana de ayer, en el marco de una reunión con el viceconsejero en esta materia, Luis Manuel García Garrido, y el delegado provincial de la misma, Pablo Lorenzo. Por este motivo se felicitaban ayer el alcalde de la ciudad, Manuel de Bernardo, y la primera teniente de alcalde, además responsable del área de Urbanismo, Carmen Pedemonte. "De esta manera desaparecen las diferencias que surgieron con el Janer y se cubre la necesidad de ampliar las zonas económicas de San Fernando", apuntaba ésta última.

Una vez salvado este trámite, tan sólo queda ya el acuerdo final entre las partes, gracias al que podrá iniciarse uno de los proyectos más ambiciosos para la ciudad, para el que hay destinados 65.000 metros cuadrados. Otra de las actuaciones más reclamadas es la reforma integral del Consistorio isleño, una obra sobre la que aún deben salvarse algunos escollos, como la modificación de determinados puntos del proyecto de ejecución. Para acelerar su resolución, explicaba también Pedemonte, el viceconsejero ha planificado ya una reunión a la que también asistirán los responsables del proyecto -el estudio Alt-Q Arquitectura- en la que se tratarán los trámites necesarios para poder contar con la parte esencial a punto para la celebración de los fastos del Diez.

El encuentro será en la segunda quincena de enero, en la misma fecha para la que se ha planificado otro sobre la segunda fase del soterramiento de la vía férrea, que comprende una tramo aproximado de medio kilómetro entre el paso a nivel y el puente de La Casería. En este asunto la desavenencia surge en las distintas consideraciones del suelo de ese tramo por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y los técnicos municipales, lo cual imposibilita el acuerdo que permita continuar con la actuación. "Es esencial que demos pasos en este sentido y que podamos llegar a un acuerdo entre todos", matizó De Bernardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios