Nuevo PEPRICH, nuevo catálogo

  • La Gerencia de Urbanismo firma un convenio de colaboración con el Colegio de Arquitectos de Cádiz para abordar la revisión del catálogo de fincas protegidas · El trabajo de campo durará dos meses

Nuevo PEPRICH y nuevo catálogo.La Gerencia Municipal de Urbanismo suscribió ayer –un día después de la aprobación definitiva del Plan delCasco Histórico en el pleno– el convenio de colaboración con el Colegio de Arquitectos de Cádiz que le permitirá abordar la revisión de todo el catálogo de fincas protegidas.

Con este acuerdo que se rubricó a mediodía en las oficinas de la Gerencia, elPP procuraba hacer visible el compromiso contraído con los ciudadanos afectados para revisar todas y cada una de las fincas del casco histórico que quedaron protegidas en la primera redacción del documento.De esta forma se espera subsanar los “múltiples errores” detectados en dicho catálogo y denunciados por los vecinos, uno de los principales problemas que motivaron la intrincada tramitación del Plan durante el mandato anterior y que, de hecho, impidió que éste saliera adelante.

“Ningún ciudadano podrá decir ahora que su casa está catalogada sin que haya sido visitada”, afirmó la delegada general del área de Urbanismo,Carmen Pedemonte, que valoró el acuerdo plenario del día anterior, que consiguió sacar adelante el PEPRICH, y mostró su satisfacción por el convenio de colaboración suscrito con el Colegio de Arquitectos de Cádiz para revisar el catálogo.

Tres meses es el plazo máximo de tiempo que se baraja en este acuerdo para verificar el catálogo, si bien –según Pedemonte– la tarea se agilizará todo lo posible para terminar cuanto antes.

El trabajo de campo –la inspección finca a finca para comprobar su correcto grado de protección e introducir las modificaciones que se estimen oportunas– se espera realizar en tan sólo dos meses.

De ello se encargarán hasta 20 profesionales repartidos en distintos grupos de trabajo y bajo la coordinación del Colegio de Arquitectos de Cádiz, cuya tarea primordial será la recopilación y comprobación de datos a pie de calle.

La revisión sólo afectará a las fincas catalogadas en los niveles tres, cuatro y cinco de protección que inicialmente han sido establecidos por el PlanEspecial de Protección del Casco Histórico. Los niveles uno y dos –relativos a aquellos inmuebles de mayor valor patrimonial, como elAyuntamiento, el Castillo de SanRomualdo o la Casa Lazaga, entre otros– permanecerán intactos.“Está claro que estos inmuebles no se van a tocar y que incluso el Ayuntamiento los va a proteger al máximo”, explicó la propia delegada general de Urbanismo tras la firma del convenio.

Así, de las casi mil fincas catalogadas en algunos de los niveles de protección, la revisión afectará a unas 800  viviendas, según puntualizó ayer el gerente de Urbanismo,RafaelPedraza.

Este conjunto de fincas será el objetivo primordial del trabajo de campo, si bien la revisión podría incluso incorporar algún inmueble más si así se estimara oportuno por los profesionales encargados de la iniciativa.“Se trata de un trabajo abierto a cualquier posible modificación”, dijo Pedemonte.

La idea que inicialmente baraja la Gerencia Municipal de Urbanismo es la de mantener los cinco niveles de protección que el PlanEspecial baraja, aunque esto podría cambiar a la luz de los resultados de la revisión del catálogo.

Lo que realmente se espera con esta actuación es ratificar el grado de protección de algunas fincas y, sobre todo, afinar y corregir los niveles establecidos de forma que se acabe con la incertidumbre de los residentes y propietarios del casco histórico.

Si todo marcha según lo previsto, el catálogo revisado podría estar acabado en el próximo mes de mayo. La delegada general de Urbanismo, la popular Carmen Pedemonte, hizo ayer especial hincapié en que la aprobación del PlanEspecial del Casco Histórico por parte del pleno en la jornada del martes permitirá desbloquear las grandes actuaciones que permanecían paralizadas al tiempo que facilitará el incremento de edificabilidad en numerosas fincas del centro.“Aunque la revisión del catálogo y la protección de las fincas afecta a también a numerosos vecinos, se trata ya de casos más particulares”, explicó Pedemonte.

La delegada de Urbanismo, además, aludió a la garantía de “neutralidad” y “transparencia” que permitirá el convenio con un órgano colegiado como el Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz. Su decano, Ramón Pico, valoró el acuerdo suscrito con el Ayuntamiento de SanFernando en tanto que permitirá “hacer más presente a los ciudadanos el trabajo de los arquitectos” y destacó también la “labor de asesoramiento y colaboración” con las administraciones públicas que mantiene el Colegio. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios