Navantia se mantendrá en La Isla a pleno rendimiento durante 2008

  • Sólo algunas de las especialidades de los talleres de Sistemas FABA podrían quedarse sin carga de trabajo, aunque sus operarios se reciclarían · Los astilleros esperan la entrada de reparaciones civiles

Especialistas. Ésa es la palabra que más suena en los últimos tiempos cuando se habla de la actividad de los astilleros de Navantia en la Bahía y, por tanto, de San Fernando. La llegada constante de encargos para la construcción de buques ha sacado a la luz la falta de personas cualificadas en determinadas especialidades y la necesidad de formación para jóvenes. La subactividad, que tanto preocupaba no hace tanto a los representantes sindicales de los trabajadores, ha quedado en el olvido, puesto que las tres divisiones de la antigua Bazán, construcción, reparaciones y Sistemas FABA, cuentan con una ingente carga de trabajo que los mantendrá a pleno rendimiento en 2008 y ocupados en los próximos años.

A ellos, y a su industria auxiliar, no les faltará trabajo. En reparaciones se espera la llegada de encargos civiles, que completen su actividad y que mantengan activos al empleo auxiliar. Si Cádiz ya ha entregado dos fragatas y espera dos más, La Isla ha finalizado el patrullero pesado marroquí que estaba modernizando y continúa con su intervención en los hidrográficos Tofiño y Malaspina, entre otras tareas, como la que también desempeñan algunos empleados en la Base Naval de Rota donde amarra parte de la Flota española. Y es que la facturación en 2007 ha sido más importante en la Bahía que en Ferrol, mejorando los datos de 2006. Con todo, 2008 se pasará sin subactividad y comenzará con sus operarios descargados de días de descanso, aprovechando ahora la buena marcha de los trabajos y las fechas navideñas que se encuentran próximas.

La Unidad de Construcción tiene varios frentes abiertos. Por un lado, de los Buques de Vigilancia Litoral (BVL) para Venezuela se han cortado ya las planchas del tercero (de cuatro) y la quilla del primero se encuentra en grada. La tardanza en los suministros ha provocado un retraso que se arrastra desde buena parte del año, aunque el comité de empresa considera que ese tiempo se podrá recuperar a lo largo del próximo año. Por otro lado, colaboran en los patrulleros oceánicos de vigilancia, que hace Puerto Real para la armada venezolana, con algunos operarios destinados en las instalaciones de Matagorda. La participación en el Buque de Aprovisionamiento en Combate (BAC) de la factoría puertorrealeña se ha centrado en el corte de bloques, una actuación muy avanzada. Sobre la construcción del Buque de Acción Marítima (BAM), que lidera el astillero isleño, la primera plancha está lista. Por eso, esperan nueva información para continuar en enero con la producción. Sin olvidar, por supuesto, las lanchas de desembarco de la Armada española. En todo este trabajo también intervienen los operarios de la industria auxiliar.

Cuando se hace referencia a la división de Sistemas FABA, hay que recordar sus dos actividades diferenciadas: la parte de ingeniería y la de talleres. La primera de ellas está totalmente saturada, con multitud de encargos actuales y otros a punto de entrar. Trabajan, por ejemplo, en los mandos de control de nuevos buques de la Armada española; también en los sistemas de los buques venezolanos. Talleres, sin embargo, no está al cien por cien. Es lo que más preocupa: a la modernización de cañones, y la consolidación el próximo año del programa con los MK45, podría unirse -con el visto bueno del Gobierno en próximas fechas- el programa Ares, lo que reduciría la subactividad a determinados gremios. Para ellos, se buscará carga de trabajo. O se optará por el reciclaje y la formación para otras especialidades con sobreactividad. Una formación que el comité también exige para los jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios