La Memoria Histórica no consigue dejar el corazón dormido

  • Numerosos asistentes abandonan el acto molestos por algunas intervenciones contrarias a Varela y ante las alusiones a las víctimas de la represión franquista

Comentarios 8

El debate está abierto. En las instituciones. En la calle. Y las opiniones al respecto de la Memoria Histórica, encontradas. Especialmente, cuando comisiones analizan símbolos, placas, nombres de calles y estatuas relacionados con el franquismo, la Guerra Civil y su posterior represión. En esa discusión se enmarca la posibilidad de quitar la estatua del general Varela ubicada en la plaza del Rey. Unos apuestan por su retirada al relacionarse el homenaje con el "glorioso alzamiento nacional". Otros consideran que la erección del monumento se debe a sus méritos y a su contribución a la ciudad, de la que es Hijo Predilecto desde 1923. Un grupo de trabajo del Ayuntamiento isleño ha estudiado su figura, junto con otros elementos susceptibles de estar afectos por la Ley de Memoria Histórica, que obliga a eliminar los símbolos de la represión y del alzamiento nacional.

Amere (Asociación pro memoria histórica de San Fernando) ha querido sentar a todas las opiniones. Arrojar luces a las sombras sobre este isleño y su historia. Ayer una mesa redonda escenificaba la situación con personas de diferentes posturas. El salón de actos del instituto Isla de León se llenó de público que atendió a sus palabras. Sin embargo, algunos de los comentarios levantaron ampollas y molestaron a parte de la concurrencia que abandonó las instalaciones, enfadados porque se hablara de represaliados, de víctimas del franquismo. "La guerra terminó hace mucho tiempo. Es hora de sentarse y olvidar", exclamó un hombre antes de salir. "¿Olvidar? ¿Por qué? Quiénes tenemos que olvidar? y ¿A quiénes?", preguntaba desde su asiento una mujer. Uno de los participantes, Jesús Núñez, reconoció que el tema era muy doloroso, pero pidió a los asistentes que dejaran el corazón "un poco dormido, porque es muy difícil que se sienten tantas personas con un perfil académico para hablar de esta cuestión".

El presidente de Amere, Juan Luis Martínez Muñoz-Cruzado, también intervino en la mesa redonda. La postura de la entidad es que la estatua de Varela debe retirarse de la vía pública, al ser en honor a un golpista. Su papel de moderador se vio sobrepasado por los asistentes que interrumpieron a los contertulios. Hubo momentos de tensión. Porque finalmente no fue posible, como pidió Jesús Núñez, dejar el corazón dormido para escuchar todas las opiniones.

jesús núñez

"Ya había una comisión pro monumento a Varela en 1928"

El historiador Jesús Núñez ha estudiado concienzudamente la figura del General Varela. Sus archivos privados no tienen secreto para él. Ni siquiera sus diarios personales, a los que ayer aludió en sus intervenciones. Núñez recuerda de Varela mucho más que su participación en el golpe de estado en 1936. De familia humilde ascendió poco a poco en el escala militar por sus méritos. Fue querido por los isleños, que entre 1928 y 1929 aportaron dinero para eregir un monumento de homenaje. "Ya había una comisión en 1928 para ensalzar su figura", insiste. Ayudó a la ciudad y siempre intercedió por San Fernando. Y, sobre todo, nunca participó en la represión.

Carlos perales

"Varela empañó su currículum cuando se sumó al golpe de Estado"

Coordinador del proyecto Mapa de Fosas de la Provincia de Cádiz, Carlos Perales Pizarro recordó a los 131 fusilados en San Fernando en la represión, "como recoge el libro secreto de la Iglesia Mayor de la ciudad, de puño y letras del párroco". Por eso, ahora, con una democracia ya adulta, sin fantasmas golpistas, considera que es el momento de recordar a las víctimas ignoradas. "No es comparable con Queipo de Llanos, responsable de la represión. Pero empañó su currículum cuando se sumó al golpe", afirmó para argumentar su postura de la retirada de la estatua de la plaza del Rey.

lópez Garrido

"La ley es más amplia, pero todo se está centrando en Varela"

El archivero municipal, José Luis López Garrido, forma parte del grupo de trabajo que ha analizado diferentes elemento y nombres de calles que podrían estar afectos a la Ley de Memoria Histórica. El informe recoge que las actas pro homenaje hacen referencia a su contribución al alzamiento nacional. "No recomendamos, pero informamos de lo investigado", dejó claro. Pero hay más cosas, advierte. "La ley es más amplia. El trabajo que hemos hecho también. Pero se está convirtiéndo a Varela en un icono".

laureano rodríguez

"No se borra la historia, pero sí los símbolos de la Guerra y Varela lo es"

Laurenano Rodríguez Liáñez, archivero del Monasterio de Santa Inés, hablaba ayer de su padre: "Era marino de la Armada y fue encarcelado en Cuatro Torres y Casería del Ossío". Fue represaliado, intentaba exponer a los presentes. Víctima de lo que denomina los horrores de la Guerra Civil de un país en el que "el fascismo murió en la cama". "Si alguien fuera a Italia a poner flores a la estatua de Mussolini tendría que traerlas de vuelta y quizás ponerlas en la de Varela", dijo para defender su postura de quitar el momumento del que considera alguien que apoyó el alzamiento contra el gobierno de la República.

fernando suárez

"La solución sería eliminar el bajorrelieve que hace alusión a la guerra"

Fernando Suárez de Miguel ha investigado sobre la etapa de Varela en Marruecos. Su participación en ese conflicto y su implicación en el llamado Ejército de África. "Sin esa guerra y ese ejército no hubiera habido Guerra Civil", explica. Ahí bebe Varela "del intervencionismo militar en la vida civil y política. De eso que era algo normal en ese momento fue víctima". Su opinión es clara: no debe quitarse el monumento porque Varela fue mucho más que el golpe de estado. Y plantea una solución, eliminar el bajorrelieve alusivo a la Guerra Civil que tiene el monumento situado en la plaza del Rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios