Loaiza quiere que el uso del Zaporito impulse el desarrollo de toda la zona

  • El subdelegado del Gobierno confirma la terminación de los trabajos en torno al próximo mes de noviembre · La intervención en el molino entra en su recta final

Comentarios 3

El Ayuntamiento quiere que el molino de mareas del Zaporito tenga un uso distinto al centro de interpretación que se planteaba el anterior equipo de gobierno de forma que incida directamente en el desarrollo socioeconómico de la zona.

"El molino -afirmó el alcalde, José Loaiza- se va a recuperar físicamente y eso ya en sí es muy importante. Ahora lo que hay que hacer es poner aquí un equipamiento que sea atractivo y que, sobre todo, que dé un impulso socioeconómico a toda la zona".

Aunque el proyecto definitivo aún no está listo, la idea que trabaja el Gobierno municipal -este propósito fue adelantado ya en el pasado mes de agosto- es ligar la recuperación patrimonial del viejo molino de mareas y de su entorno al desarrollo hostelero de una zona que acapara un gran potencial dada su cercanía al centro de San Fernando.

Las declaraciones realizadas por el regidor isleño coincidieron ayer con la visita que el subdelegado del Gobierno y el jefe de la Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico, Francisco Calero y Juan José Muñoz, realizaron a las obras para conocer de primera mano los resultados de una intervención decisiva en la que se han invertido 1,4 millones de euros y que ya se acerca a su recta final.

La obra, una vez rehabilitado el edificio que albergaba el molino de mareas, se centra ahora en la reurbanización del entorno, donde se adecuará una plaza pública. También queda pendiente el dragado de parte del caño del Zaporito, donde se ha acabado con la acumulación de lodos.

Los trabajos, que se iniciaron hace ahora un año, están llevándose a cabo por la UTE formada por las empresas Bahía San Kristóbal S.A. y Construcciones Obras Públicas Servicios Mar S.L. y cuentan, de hecho, con un plazo de ejecución de catorce meses. La intervención desarrollada por Costas ha transformado por completo la zona, a la que ha devuelto el esplendor que antaño tenía el Zaporito, un enclave que se liga al desarrollo de la ciudad.

Ahora, toca el momento de trabajar en un uso que aproveche la importante inversión que se ha llevado a cabo. El subdelegado del Gobierno, confirmó tras la visita que, una vez acabadas las obras, se hará entrega del molino de mareas al Ayuntamiento "para que le dé el uso oportuno".

Loaiza, por su parte, insistió en que dicho uso futuro debe servir para impulsar la zona y aseguró que el proyecto se estudiará "con tranquilidad" para cumplir con este objetivo que se ha fijado el Ayuntamiento con esta actuación para la recuperación del patrimonio que llega ya a su término y en la que se ha trabajado desde hace años.

Para el alcalde, dicha actuación, constituye todo un ejemplo de "lealtad institucional y cooperación interadministrativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios