Bicentenario de las cortes El Ayuntamiento rescata la figura del Duque de Alburquerque

La Isla recuerda el asedio de 1810

  • El recién estrenado Centro de Congresos inaugura una exposición sobre la figura del Duque de Alburquerque que explica la defensa de La Isla y Cádiz frente al cerco francés durante la Guerra de la Independencia

Comentarios 10

La protesta fue discreta pero efectiva. Los voluntarios de la Guardia Salinera, que ayer intervinieron en el acto de inauguración de la exposición conmemorativa sobre la figura del Duque de Alburquerque que se exhibe en el recién estrenado Centro de Congresos, lucieron en sus uniformes un brazalete negro que recordaba la paradoja: la de ensalzar por un lado al héroe de la Guerra de la Independencia y recordar su papel en la Historia mientras que, por otro, la batería del Puente Zuazo que lleva su nombre peligra por el trazado de las obras del tranvía.

La primera muestra del 2010 y del Centro de Congresos abría así sus puertas en la tarde de ayer. Lo hacía arropada por un numeroso público y en una fecha que no era producto de la casualidad. El propio alcalde, Manuel de Bernardo, lo apuntó: exactamente ayer se cumplieron doscientos años de la llegada del décimo cuarto duque de Alburquerque, José María de la Cueva y de la Cerda, al mando del ejército de Extremadura, un acontecimiento que supuso también el inicio del asedio de las tropas napoleónicas a la villa de la Isla de León y a Cádiz.

Y el historiador José Quintero, coordinador de la Oficina del Bicentenario, lo concretó: "el repliegue de las tropas al mando del duque de Alburquerque está considerado como una de las maniobras militares más importantes de la Guerra de la Independencia y, sin duda, la más relevante de 1810".

Su figura, sin embargo, está bastante olvidada. De ahí el interés municipal por rescatar su papel aprovechando la conmemoración del Bicentenario de las Cortes. Y de ahí la exposición que ayer abrió sus puertas y los coloquios internacionales sobre Alburquerque se celebrarán durante la próxima semana en el Centro de Congresos.

El gran mérito de la muestra -según apuntó Quintero- reside en el enorme esfuerzo documental que se ha llevado a cabo para reconstruir la biografía de un personaje que, sin embargo, resultó clave en los acontecimientos históricos que La Isla protagonizó hace ahora doscientos años. "Se trata de una persona que no ha sido suficientemente investigada, de la que se sabe muy poco", explicó. Para ello, se ha recurrido a los archivos de Segovia y de la Casa Ducal de Alburquerque, además del Municipal y de los de Cádiz y de Sevilla.

La exposición se divide así en tres partes. La primera, a modo de introducción, se dedica a la defensa de La Isla hasta el siglo XIX. La segunda, se centra en la Guerra de la Independencia y el asedio que sufrió la villa, en su estrategia defensiva. Y la tercera, reconstruye toda la biografía del Duque de Alburquerque. Es aquí donde se pueden apreciar algunos de los elementos más curiosos de la muestra: medallas y documentos personales de este personaje histórico. La exposición, que ha estado a cargo de las empresas Loggia y Contempla, ha contado con la colaboración del Instituto de Historia Militar, la Casa Ducal de Alburquerque y la Universidad de Cádiz. La muestra de Alburquerque permanecerá abierta hasta el día 19.

200

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios