IU planteará en el Parlamento la creación de una unidad de anorexia

  • El objetivo es abrir varias unidades en toda Andalucía, una de ellas en Cádiz

La de habilitar una unidad específica para el tratamiento de los trastornos alimentarios en la provincia es una antigua demanda de la Asociación para la Defensa contra la Anorexia y la Bulimia (ADAB). Data, en concreto, del año 2002, en que el delegado provincial de Salud, Hipólito García, se comprometió -durante un encuentro con los representantes de la entidad- a abrir una unidad de este tipo en el Hospital Clínico de Puerto Real. Seis años después, la promesa del todavía responsable de la Junta en la provincia aún no se ha materializado ni hay visos de que vaya a hacerlo pronto. Por eso, los integrantes de ADAB han decidido abrir otra vía de trabajo para lograr esta meta, esta vez con la ayuda de otros grupos políticos que componen el arco parlamentario andaluz, como es el caso de Izquierda Unida (IU).

La novedad, por tanto, es que el parlamentario Ignacio García (IU) ha anunciado su propósito de plantear a la Junta de Andalucía la apertura de varias unidades de este tipo en Andalucía, una de ellas al menos en la provincia de Cádiz.

Esta iniciativa se enmarca en una campaña global de mejora del mapa sanitario en toda Andalucía que se ha propuesto llevar a cabo este partido de la oposición.

Para el presidente de ADAB, Juan Manuel Egea, se trata de dar cumplimiento al protocolo de actuación aprobado por la propia Junta y que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) aún no ha puesto en marcha. "No funciona ningún equipo multidisciplinar, ni existe el tratamiento adecuado, tanto hospitalario como ambulatorio, ni hay el personal necesario", ha asegurado Egea.

Hasta tal punto está implicada la entidad en esta causa que sus responsables tienen pensado asistir al debate de la mencionada moción en el Parlamento andaluz.

La Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia se encuentra estos días también a la espera de saber si la Junta le concede las subvenciones que necesita para el desarrollo de su actividad, ayudas que el año pasado se retrasaron y por ello la asociación estuvo funcionando a medio gas e incluso llegó al borde del cierre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios