Huerto y Silencio celebran la festividad de la Esperanza

  • Ambas hermandades celebraron sendas funciones religiosas acompañadas de los ya tradicionales pregones a las dolorosas que hoy estarán en besamanos

La hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración abrió en la tarde del pasado sábado los actos conmemorativos de la onomástica de su imagen titular mariana, la Santísima Virgen de la Esperanza. Para ello, la hermandad del Jueves Santo realizó una función que presidió el director espiritual de la hermandad y párroco de la iglesia castrense, Gonzalo Núñez del Castillo. Una vez finalizada la eucaristía, el grupo joven de la hermandad del Huerto -cofradía con la que comparten la celebración de esta onomástica- hizo entrega de un cuadro ante los titulares de la hermandad del Silencio como muestra de unión entre ambas corporaciones.

Tras ello, dio comienzo el vigésimo octavo pregón a María Santísima de la Esperanza que corrió a cargo del cofrade José Moreno Fraile. Antes de su disertación, las palabras del ex-hermano mayor de la hermandad de la Caridad, Antonio González Cabrerizo, hicieron un breve repaso sobre la figura del pregonero, ahondando en su gran labor al frente de las secciones cofrades en distintos medios de comunicación como San Fernando Información. Una vez concluida la presentación, Moreno Fraile agradeció en primer lugar las palabras de González Cabrerizo y quiso hacer extensible la dedicatoria del pregón a su familia.

En el pregón -realizado en prosa y versos- no faltaron las saetas de José María Alcalá -ganador en dos ocasiones del concurso de saetas de la Tertulia Flamenca de la Isla- y el acompañamiento al órgano de José González García, autor de la marcha Esperanza del Silencio. El pregonero, concluyó su alocución con los versos finales "que mi alma siente y ve el día de tu coronación", en una disertación que finalizó pasadas las nueve y media de la noche.

No acabaron aquí los actos para la celebración de esta festividad, ya que el domingo en la Pastora, la hermandad del Huerto realizó una función en honor a María Santísima de Gracia y Esperanza Coronada, que presidió el carmelita Eugenio Mas Lacave, prior del Convento del Carmen de Cádiz. A la finalización de la eucaristía, el grupo joven de la Expiración realizó una ofrenda floral ante la titular del Huerto, devolviendo así el gesto de confraternización. El trigésimo segundo pregón a la primera dolorosa coronada de la Diócesis estuvo a cargo del ex-hermano mayor del Huerto y padrino de la coronación canónica, Juan Miguel Rodríguez Rivera. El pregón, eminentemente en prosa, recorrió su gran apego a la figura de la Santísima Virgen desde su infancia en la capital gaditana, destacando el momento en el que conoció siendo un adolescente la figura de la Virgen de Gracia y Esperanza y el arraigo de la dolorosa en la cofradía con frases como "eres Virgen del Huerto de los que te profesamos verdadera devoción, no basada en sentimientos pasajeros ni en una credulidad vacía, sino procedente de la verdadera fe que nos lleva a reconocer tu grandeza". Finalizado el pregón, se bendijo un retablo cerámico en la fachada de la iglesia, junto al lugar donde se coronó Gracia y Esperanza, obra de los talleres cerámicos de Villamartín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios