El Heraldo Real recogerá hoy en una cabalgata por la ciudad las cartas de los más pequeños

  • Moisés Huelva será el encargado de hacerlo en un recorrido de más de dos horas en el que contará con más de 60 ayudantes

Afirma estar nervioso, ansioso, ilusionado. Como los miles de niños que esperan entregarle sus cartas. El Heraldo Real cumplirá hoy la misión que le ha sido encomendada en una cabalgata de más de dos horas por las calles de la ciudad -si el inclemente tiempo lo permite-, que culminará, como es habitual, con la lectura de un pergamino en el que anunciará la inminente llegada de Sus Majestades a los hogares isleños. Todo está estudiado y bien estudiado, así lo sabe Moisés Huelva, quien escenificará a este mágico cartero en su recorrido más esperado.

Desde que fue nombrado, Huelva ha trabajado con devoción en su cargo. Incluso ha estado realizando ejercicios para que hoy las fuerzas no le fallen, según explicaba ayer entre risas. Porque la tarea será dura. Acompañado de un séquito de 60 ayudantes, se encargará junto a ellos de recoger de manos de los más pequeños sus ilusiones más codiciadas, que guardará y entregará personalmente a los Reyes Magos para que comiencen el reparto, puntuales, en la madrugada del día 6.

Desde el centro comercial San Fernando Plaza hasta la plaza de la Iglesia en un extenso paseo por la calle Real, entre las siete de la tarde y las nueve de la noche, los isleños arroparán al joven Heraldo en su recorrido, "es un papel que estoy orgulloso de interpretar", comentaba Huelva, para quien este acontecimiento tiene especial importancia debido a la estrecha vinculación de gran parte de su familia con la asociación isleña de Reyes Magos.

Y habrá sorpresas en la cabalgata de hoy, sorpresa sobre todo en los ropajes de todos sus integrantes. Así lo comentaba el Heraldo: "El vestuario y el maquillaje van a ser diferentes, como si fuéramos duendes o elfos que llegan a la ciudad, acompañados del paisaje del bosque, de sus frutos y sus colores, en un espectáculo distinto al que estamos acostumbrados". En la creación de la idea ha participado Luis de Celis y un reducido grupo se ha encargado del maquillaje y la confección.

El objetivo es que las cartas de los pequeños se recojan, incluso si hay lluvia, aunque en este caso se modificará el itinerario o incluso se reducirá a la estancia en el centro comercial, guarecidos del mal tiempo. Hasta él podrán acercarse igualmente niños y mayores, aunque la esperanza del Heraldo Real es que el cielo dé un respiro a las fiestas y permita sacar a la calle a la comitiva en todo su esplendor. "Ojalá podamos", decía ayer.

A la carroza y sus ayudantes le acompañará además la banda de la academia de música de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Carmen Coronada. Una vez en la plaza de la Iglesia se producirá un sorteo de regalos que incluye un ordenador portátil y bicicletas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios