La Fiesta de la Primavera atrae al verano

  • Sol y calor dieron ambiente de celebración al Parque durante toda la jornada musical

En 2005 la penúltima tentativa de hacer de la Fiesta de la Primavera una celebración vespertina acabó pasada por agua. Ayer, sin embargo, cuando la Delegación de Juventud, apoyada por la productora Gran Burbuja, puso en marcha el último intento un sol brillante inundó toda la jornada, invitando al verano a la fiesta. En ese ambiente actuaron los distintos grupos en el escenario instalado junto al graderío del parque Almirante Laulhé.

Los primeros en salir a las tablas fueron los componentes de la banda isleña Pothaje. Ya había entonces un público fiel esperando, que poco a poco se fue haciendo más numeroso. Los presentes optaron por disfrutar de la jornada completa y no abandonaron este espacio. En jardines, bancos, escaleras, juntos a las barras -dos, concretamente- colocadas para la ocasión o en el kiosko del parque, cada grupo de amigos se situó donde pudo. Algunos al sol -que ayer llamaba a la playa- y otros a la sombra, bajo los árboles. En la zona permanente de juegos, los padres no dejaron de montar a sus hijos en los aparatos, mientras en el segundo escenario, más parecido a una tarima, se pinchaba música para todos los gustos. Se ubicaba tras el grande, el que acogía a los grupos, en una zona más baja del Almirante Laulhé.

La primera parte de los conciertos la cerró el conjunto Carlinga y la Microband, en la que se vieron caras conocidas, antiguos componentes de Pata Negra. La segunda, iniciada después de las ocho de la tarde, vino después de que algunos optaran por echarse una siesta en los jardines. EA! subía al escenario para presentar su nuevo disco, Universo, con el que regresaba a sus orígenes.

El plato fuerte de la noche cerró la jornada, ya con el sol prácticamente recogido. El público no echó de menos a la cantantes de Ojos de Brujo, gracias a la renovación de su espectáculo, con la colaboración de Kumar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios