Detienen a un hombre por amenazar a su familia con un arma de fuego

  • La Policía Local también arresta a un menor por intentar quemar una papelera

Agentes de la Policía Local detuvieron al mediodía del lunes a un individuo por amenazar con arma de fuego a una mujer y sus hijos en el domicilio de ésta. El hombre, F.G.C., de 60 años de edad -no consta si es la pareja de la mujer y padre de los hijos-, empuñaba un revolver de la marca Llama y el calibre 38 durante el transcurso de una discusión, razón por la cual la mujer decidió llamar a los agentes de seguridad, quienes se personaron en el lugar de los hechos y fueron testigos de la situación.

Además en el atestado explica la reiteración de amenazas en ocasiones anteriores, utilizando no sólo el revolver, sino también exhibiendo armas blancas. Hasta la fecha no lo había denunciado por temor a las represalias, como ella misma, L.C.C., declaró. El individuo fue trasladado a dependencias policiales y el arma incautada y entregada, así como la documentación de la misma.

Por otro lado, ya en la jornada del martes, efectivos de la Policía tuvieron que intervenir en la calle Profesor José Aumente, donde encontraron a tres menores de 15 años de edad, de los cuales tan sólo uno se encontraba quemando papeles en la vía pública, papeles que a continuación introducía en una papelera para que ésta ardiera.

Los agentes pudieron apagar el fuego gracias a la colaboración de unos vecinos y detuvieron al autor de los hechos, que fue trasladado a dependencias policiales. Ese mismo día también habían sido quemadas más papeleras en la calle Galón, muy próxima Profesor José Aumente.

Hay que destacar otro incidente producido días antes, en la madrugada del 29 de diciembre, cuando los efectivos policiales se trasladaron hasta la calle Real en confluencia con Manuel de Falla, donde hallaron los restos de una cabina telefónica que había sido destrozada. Unos metros delante se encontraba un individuo, con evidentes síntomas de alcoholemia, quien confesó haber sido el autor de los daños. M.A.E.M., de 35 años, fue trasladado a dependencias policiales. También lo fue uno de los cristales de la cabina, desprendido pero intacto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios